Dolor de cabeza durante el embarazo. ¿Por qué aparece y cómo afrontarlo?

El dolor de cabeza durante el embarazo, aunque generalmente no representa una amenaza para la salud de la madre y el bebé, es una gran molestia durante el embarazo. No tienes que aceptar el silencio del dolor de cabeza en el embarazo. Hay formas realmente efectivas de lidiar con esto de manera rápida y segura. ¿Qué? ¡Échale un vistazo!

Vea el video: "¿Cómo sobrevivo un ataque de migraña?"

1. Prevención del dolor de cabeza durante el embarazo

El dolor de cabeza afecta a la mayoría de las mujeres embarazadas. Muchos factores son responsables de su apariencia, incluidos ruido, estrés, fatiga, muy poco ejercicio al aire libre, falta de sueño o demasiado sueño, beber muy poco líquido y comer mal.

El momento en el que más a menudo experimentamos un dolor de cabeza durante el embarazo es el primer trimestre. Está relacionado con cambios hormonales, razón por la cual la mayoría de las mujeres embarazadas experimentan dolores de cabeza al comienzo del embarazo.

El aumento de la producción de estrógenos y progesterona durante el embarazo, necesarios para el correcto desarrollo del feto, provoca retención de agua en los tejidos, lo que resulta en una hinchazón imperceptible. El edema en el embarazo afecta no solo al tejido subcutáneo, sino también al tejido cerebral.

Los receptores nerviosos allí reaccionan con dolor al aumento de la presión y al aumento de la presión arterial. Afortunadamente, los dolores de cabeza durante el embarazo causados ​​por la hinchazón interna no son peligrosos para la futura madre ni para el bebé. ¿Qué hacer para evitar el dolor de cabeza en el embarazo?

  • Ralentiza el ritmo de la vida. Cada día trata de evitar el estrés, descansar y relajarte.
  • Dormir lo suficiente. Necesita de 8 a 10 horas de sueño todos los días. Una siesta después de la cena te sentará bien.
  • Recuerda los paseos para oxigenar el cuerpo.
  • Coma con regularidad, ya que el hambre se manifiesta no solo por la succión del estómago, sino también por dolor de cabeza.
  • Consume alimentos ricos en magnesio (trigo sarraceno, harina integral, pipas de calabaza, muesli, plátanos, almendras, cacao, hinojo, soja, acedera, frijoles blancos, remolacha, moras). La deficiencia de magnesio en el embarazo a menudo causa tensión, dolor sordo y no demasiado severo, pero angustiante.
  • Recuerde proporcionarle a su cuerpo la cantidad adecuada de agua. Incluso una deshidratación leve puede provocar dolor de cabeza. El café, el té, los jugos espesos promueven la pérdida de líquidos o dificultan su absorción. Lo ideal es beber agua mineral sin gas con un bajo contenido en minerales.
  • Duerma en un colchón cómodo ya que el dolor de cabeza a menudo proviene de la columna. El colchón no debe ser demasiado duro, porque en una superficie rígida, los músculos están constantemente tensos, ni demasiado blandos, porque entonces la columna vertebral está doblada y cargada de manera desigual.

2. Migraña en el embarazo

La migraña en el embarazo requiere tratamiento no por parte del médico tratante, sino por un especialista. Un neurólogo debe ayudarlo a lidiar con las migrañas.

Las investigaciones muestran que muchas mujeres con migrañas se olvidan de sus dolores de cabeza como resultado de los cambios hormonales durante el embarazo. El mecanismo de este fenómeno no se ha entendido completamente, pero las estadísticas confirman que las migrañas típicas, unilaterales, pulsátiles y agudas, ocurren con mucha menos frecuencia durante el embarazo.

Antes de un embarazo planificado, es mejor acordar la terapia con un neurólogo, ya que muchas preparaciones farmacológicas utilizadas en el tratamiento de la migraña no se recomiendan para mujeres embarazadas.

Los dolores de cabeza en el embarazo también pueden ser causados ​​por infecciones e inflamación en los senos nasales, e incluso por anteojos mal elegidos. Entonces es necesaria la consulta con un otorrinolaringólogo y un oftalmólogo.

Dolores de cabeza durante el embarazo

Los dolores de cabeza y el malestar son solo algunas de las posibles dolencias durante el embarazo.

ver la galeria

3. ¿Cuándo consultar a un médico?

Llame a su médico de inmediato si tiene un dolor de cabeza muy intenso durante el embarazo y se acompaña de:

  • mareos y aumento de la fatiga
  • hinchazón de la cara y las extremidades,
  • visión borrosa,
  • inercia de piernas y brazos,
  • convulsiones
  • temperatura corporal superior a 38 ° C,
  • náuseas y vómitos.

Asegúrese de consultar a su médico si siente que se va a desmayar durante el dolor de cabeza o si se desmaya, por ejemplo, después de un golpe en la cabeza. Existe la posibilidad de hemorragia subaracnoidea o hematoma intracerebral.

También es necesario ponerse en contacto con un médico en caso de pérdida del conocimiento por motivos poco claros, dolor de cabeza que se produce en las horas de la mañana, inmediatamente después de despertarse o si experimenta un dolor de cabeza intenso por la noche.

El dolor de cabeza durante el embarazo a veces es un síntoma de presión arterial alta, que puede provocar una intoxicación durante el embarazo y es peligrosa tanto para la madre como para el bebé. La presión arterial por encima de 135/85 mmHg requiere contacto con el ginecólogo a cargo del embarazo lo antes posible.

El dolor de cabeza por hipertensión generalmente ocurre en la parte posterior de la cabeza por la mañana y puede ir acompañado de zumbidos en los oídos y agitación.

4. ¿Qué pasa con un dolor de cabeza durante el embarazo?

  • Un baño tibio pero no caliente durante 15 minutos: el agua se relaja, relaja y calma.
  • Descanse en una habitación oscura y bien ventilada: el silencio calmará sus nervios.
  • Una compresa fría en la frente y remojar los pies en un recipiente con agua tibia.
  • Un suave masaje facial con movimientos circulares, comenzando por la frente y terminando en las sienes.
  • Ejercicios de relajación muscular.

Si el dolor de cabeza es extremadamente persistente, puede usar una tableta de paracetamol según sea necesario, pero no más. Recuerde que tomar medicamentos por su cuenta puede ser peligroso para el feto. Cuando el dolor de cabeza continúe, consulte a su médico y hable sobre los analgésicos que serían seguros para su bebé.

Etiquetas:  Parto El Embarazo Familia