¿Vale la pena ir a la escuela para los futuros padres?

La escuela de partos brinda la oportunidad de obtener información sistematizada y proporcionada con mayor frecuencia por médicos, parteras y otros especialistas con muchos años de experiencia. También es una oportunidad única para adquirir habilidades prácticas. El programa de la mayoría de las escuelas incluye actividades donde los padres tienen la oportunidad de ver, pero también practicar cómo cambiar o bañar a sus bebés. Los ejercicios físicos que se ofrecen a las madres les permiten prepararse para el parto y son definitivamente útiles durante el mismo (como la respiración diafragmática). Es bueno si también participa en ellos la persona que pretende acompañar a la futura madre durante el parto. Gracias a los conocimientos adquiridos, podrá apoyar aún mejor a la mujer en trabajo de parto recordándole o ayudándole a realizar ejercicios específicos.

Vea el video: "Aumento de peso normal durante el embarazo"

1. ¿Quién imparte clases en la escuela de maternidad?

Si las clases se imparten en el hospital donde pretende dar a luz, son una gran oportunidad para conocer al personal. También brindan la oportunidad de conocer cómo se trata a la paciente y cuál es la prioridad en el cuidado de ella y del bebé. Gracias a estas reuniones, el hospital no será un lugar del todo extraño para ti. Además, el contacto con especialistas le brinda la oportunidad de recibir respuestas a preguntas que son particularmente importantes para usted. Para muchas madres, esta información directa es más confiable que la información de otras fuentes. Muchas madres se sienten más seguras cuando escuchan al personal que se ocupa de problemas muy típicos, pero a veces también muy específicos, a diario. Gracias a esto, saben que se les brindará una atención profesional.

2. Escuelas privadas de maternidad

Si no te importa tanto conocer el hospital donde quieres dar a luz (porque, por ejemplo, puedes "visitarlo" durante las jornadas de puertas abiertas), puede valer la pena considerar escuelas que se establezcan independientemente de estas instituciones. A menudo se los ponen personas apasionadas que también la prepararán profesionalmente para el parto y los primeros momentos con su bebé. Su principal ventaja es un carácter más hogareño. Aunque el diseño de interiores no es la base para elegir una escuela de maternidad, sí afecta cómo te sentirás durante las clases. También es muy importante un contacto más directo y personal entre los líderes y los participantes. Él puede, no menos que los conocimientos y habilidades adquiridos, hacer que los padres se sientan seguros.

3. Beneficios de las clases en la escuela de maternidad

La participación en las clases también es una oportunidad de acercamiento entre los socios. Conocer ciertos comportamientos o emociones típicos experimentados en ese momento le permite comprender mejor a la otra parte. También es un esfuerzo conjunto que hacen los padres por su hijo. Participan en estas clases principalmente para cuidar mejor a su bebé. El futuro papá tiene la oportunidad de ver cuán importante es su papel. El mero acompañamiento de tu pareja en las penurias y preocupaciones diarias durante el embarazo es sumamente importante. Cada vez son más los futuros papás que participan en el parto y su ayuda también es invaluable aquí. Las clases de preparación para el parto también son una oportunidad para adquirir conocimientos prácticos sobre cómo pueden ayudar a la madre durante el trabajo de parto.

El ambiente en la escuela de maternidad también te permite acostumbrarte a esta nueva situación. Estar con otros padres que experimentan preocupaciones similares y hacen las mismas preguntas lo hace sentir más seguro. Y cuando nos sentimos más seguros, muchas cosas se vuelven más fáciles. Tal vez en la escuela de maternidad haya una oportunidad de entablar amistad con otros padres, o tal vez se reúnan en la sala del hospital.

4. ¿Qué hacer cuando no puede asistir a clases prenatales?

También sucede que a pesar de las mejores intenciones, no habrá tiempo suficiente o el médico no permitirá que la futura madre participe en las clases. Esto no significa que no estará bien preparado. ¿Quizás puedas invitar a una partera y organizar una pequeña escuela de maternidad en casa? O tal vez tienes amigos que ya son padres a los que les encantaría darte algunos de los consejos más prácticos.
Independientemente de cómo se prepare para su nuevo rol, se necesita práctica para convertirse en un campeón en todos los campos. Habrá situaciones en las que tu conocimiento e intuición funcionarán genial, pero también situaciones en las que sentirás que no todo sale como quieres. ¡Recuerde que para un bebé, los sentimientos cálidos son mucho más importantes que la eficiencia con la que realiza diversas actividades!

Así que definitivamente vale la pena ir a la escuela de partos. Gracias a la participación en las clases, los futuros padres pueden sentirse más seguros en su nuevo rol y estar mejor preparados para los cambios que les esperan tras el nacimiento de su hijo. Sin embargo, antes de elegir una escuela en particular, decida qué es importante para usted y tome su decisión en consecuencia. La duración de los cursos y la temática varían. También puede ser importante la proximidad al lugar donde se imparten las clases y el horario en el que se imparten.

Etiquetas:  Niño En Edad Preescolar Rossne Bebé