Dieta para niños con TDAH

La dieta para niños con TDAH es uno de los métodos alternativos para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Sin embargo, debe recordarse que no es una cura milagrosa para los problemas de los niños y los padres. Solo puede apoyar la terapia psicológica o farmacológica del niño. Se pueden utilizar muchas dietas diferentes para aliviar los síntomas del TDAH, por ejemplo, una dieta de eliminación o una dieta baja en productos. A pesar de las dificultades para usarlos de manera constante y la falta de evidencia clara de su efectividad, algunos padres creen en el poder de reducir los síntomas del TDAH con la ayuda de una nutrición adecuada para el bebé.

Mira la película: "Elegir el jardín de infancia adecuado"

1. ¿Qué determina el desarrollo del TDAH en un niño?

El TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) es un trastorno psicomotor que generalmente se diagnostica en un niño en edad preescolar o en los grados más jóvenes de la escuela primaria. Los síntomas comunes del TDAH incluyen problemas de concentración y atención, nerviosismo, agresión, movilidad extrema y locuacidad. Los investigadores ven la causa de los trastornos en un niño en un desequilibrio químico en el sistema nervioso. A medida que las personas envejecen, los síntomas del TDAH suelen disminuir. Sin embargo, en muchos niños, los trastornos psicomotores también ocurren en la edad adulta. Solo cambia la forma en que se expresan algunos síntomas.

Los resultados de la investigación realizada indican el papel de los factores genéticos y ambientales en la aparición de los síntomas del TDAH en un niño. Los factores ambientales incluyen, entre otros, deficiencias nutricionales, especialmente deficiencias de ácidos grasos omega-3. La investigación muestra que en los pacientes jóvenes con TDAH, la suplementación con aceite de pescado mejora la atención y la concentración. Además, los médicos recomiendan amamantar a un niño durante el mayor tiempo posible durante la infancia, ya que la leche materna es rica en ácidos grasos omega-3. Los bebés amamantados tienen menos probabilidades de mostrar síntomas de TDAH que los bebés alimentados con fórmula.

2. Alergias alimentarias en niños con TDAH

En los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad, a menudo se encuentra la aparición de alergias alimentarias, como alergia a: proteína de leche de vaca, trigo, maíz, soja, huevos de gallina, nueces, chocolate, conservantes. Las alergias alimentarias contribuyen a la pérdida de ciertos nutrientes, lo que aumenta la intensidad de los síntomas del TDAH. En algunos niños, después de la exclusión de los alimentos alergénicos de la dieta, se encuentra una disminución de la hiperactividad.

¿Qué nutrientes son deficientes con más frecuencia en los niños con TDAH? Hierro, zinc y vitaminas. Una dieta rica en estos nutrientes puede ayudar a aliviar los síntomas del trastorno. Los alimentos ricos en hierro son principalmente carne de res, pavo, aves, pescados grasos, hígado y yemas de huevo. Si su hijo tiene deficiencia de zinc, dele pescado, cereales, huevos, carne, semillas de calabaza y leche descremada para comer. La suplementación con vitaminas es mejor en forma natural: comer frutas y verduras frescas.

3. ¿Qué dietas se utilizan en niños con TDAH?

  • La dieta del Dr. Benjamin Feingold se basa en la teoría de la relación entre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y la intolerancia alimentaria. Se trata de una dieta de eliminación que evita ingerir alimentos ricos en colorantes y conservantes, como mermeladas, jaleas, salsas en polvo, encurtidos y jugos. Se recomienda reemplazar el azúcar por miel.
  • Dieta de pocos alimentos: dieta de eliminación, que se basa en el diagnóstico de prueba y error de los alimentos alergénicos y su eliminación del menú. La dieta ayuda a reducir la gravedad de los síntomas del TDAH en un niño, especialmente el comportamiento agresivo y la distrofia.
  • La dieta Hertha Hafer: una dieta que limita el consumo de fosfatos, que son abundantes en almendras, frijoles, aves, productos lácteos, semillas de girasol, soja y maní.

Todas las dietas utilizadas en el caso del TDAH en un niño requieren mucho sacrificio y consecuencias por parte de los tutores del niño. A veces pueden convertirse en una fuente de conflicto, por lo que vale la pena preguntarse al principio si los costos de introducir el régimen nutricional serán mayores que los beneficios.

Etiquetas:  Familia Niño En Edad Preescolar Parto