Rebelión táctil, ¿o por qué no se permite que toquen a mi hijo?

Algunos niños reaccionan con agresión, llanto e histeria a los intentos de ponérselos o ponérselos, por ejemplo, pañales. A menudo, esto es un síntoma de rebelión y prueba de límites, pero sucede que este comportamiento es un síntoma de un trastorno grave.

Vea la película: "¿Cómo arreglar una habitación para un bebé?"

1. Hipersensibilidad al tacto

Cada uno de nosotros tiene materiales o artículos que no nos gusta tocar o usar. Para algunos será un suéter de lana, para otros será un alga limo, y otros se estremecerán al ver el poliestireno. Es normal.

Sin embargo, algunos niños desarrollan una fuerte respuesta al estímulo táctil. El organismo entra entonces en el modo de "huir o luchar", de ahí la agresión, el llanto y los intentos de escapar del niño.

La hipersensibilidad al tacto puede afectar a todo el cuerpo o solo a determinadas partes. Los niños que padecen este trastorno a menudo tienen problemas para comer, ya que se sienten frustrados al comerlo y tocarlo, por lo que la mayoría prefiere migajas suaves y sin grumos.

Tampoco les gusta que los abrazen o los agarren de la mano. Odian toda actividad que requiera contacto físico y, por lo tanto, no toleran las visitas al peluquero, al dentista, al pediatra o al parque infantil donde otros niños pueden tocarlos.

El principal problema en la vida cotidiana de los niños con hipersensibilidad es vestirlos. A menudo se quejan de etiquetas, ropa demasiado ajustada o materiales que no son así. Algunos quieren vestirse de la cabeza a los pies para que ninguna parte del cuerpo se les salga por debajo de la ropa, otros odian andar descalzos y necesariamente deben usar calcetines y zapatos.

2. ¿Cómo combatirlo?

Este trastorno no desaparecerá por sí solo, por lo que es muy importante consultar a un especialista. Este problema no puede subestimarse, ya que el miedo a tocar provoca que el niño se aísle, lo que puede perturbar su desarrollo social. Además, el miedo a tocar la comida puede inhibir el habla y afectar la función de masticar.

En el tratamiento de este tipo de trastornos, el masaje Wilbarger y el uso de edredones, mantas, cuellos y otros artículos de soporte de peso dan muy buenos resultados. Para ello debes ejercitarte con tu bebé en casa.

Para ello, se pueden introducir juegos como: hacer masa, mezclar pegamento con brillantina, pintar con las manos, jugar con barro, poner tortas de arena o buscar elementos que estén enterrados en arroz o grañones. Todo esto significa que el niño debe comenzar a acostumbrarse al tacto de varios objetos.

El padre debe mostrar paciencia y comprensión por el comportamiento del niño. Si su hijo no quiere participar en el juego, puede persuadirlo de que toque los objetos solo con la punta de los dedos, a fin de reducir los sentimientos negativos tanto como sea posible.

5 síntomas de trastornos mentales en un niño [6 fotos]

En los niños, los trastornos mentales son diferentes a los de los adultos, por lo que es difícil detectarlos de inmediato ...

ver la galeria

La hipersensibilidad al tacto es un trastorno grave que, si no se trata, puede afectar el desarrollo normal de un niño. Por lo tanto, si nota algún síntoma perturbador, debe visitar a un psicólogo lo antes posible.

Etiquetas:  Cocina El Embarazo De Planificación Rossne