¿Cómo preparar jugo de remolacha en escabeche?

Esta mezcla es muy fácil de preparar, barata y llena de propiedades beneficiosas para la salud.

Vea la película: "Remolachas: tubérculos rojos llenos de salud"

El jugo de remolacha en escabeche se conoce desde hace mucho tiempo. Este tipo de droga se encontraba a menudo en las despensas y cocinas de nuestras abuelas. Se usó de manera profiláctica, pero también ayudó en el tratamiento de infecciones, por ejemplo, faringitis.

Hoy en día sabemos un poco más sobre el jugo de remolacha en escabeche, y quizás por eso decidimos incluirlo en la dieta diaria de toda la familia cada vez con más frecuencia.

1. Jugo de remolacha en escabeche - propiedades

Esta especificidad ayuda a restaurar la adecuada flora bacteriana intestinal, por lo que se recomienda su uso después del tratamiento antibiótico. Las sustancias que contiene también apoyan la excreción de ácido úrico del cuerpo (mejoran el funcionamiento de los riñones).

El jugo de remolacha en escabeche aumenta efectivamente la inmunidad del cuerpo (123RF)

El jugo de remolacha en escabeche limpia el cuerpo de toxinas. Regula la presión arterial y reduce el nivel de colesterol malo. Es hematopoyético (gracias a su alto contenido en hierro) y por tanto un arma eficaz contra la anemia. Mejora la concentración, aporta energía y apoya el proceso de adelgazamiento (gracias al alto contenido de fibra).

La base de esta especificidad son las remolachas, que, como se sabe desde hace mucho tiempo, son un verdadero tesoro de vitaminas y minerales. Contienen vitaminas A, C y B, así como potasio, hierro, calcio y magnesio. Estas verduras también son una excelente fuente de ácido fólico.

El jugo de remolacha agria en una cantidad limitada debe ser consumido por diabéticos, personas que padecen reumatismo y cálculos renales.

2. Receta de jugo de remolacha en escabeche

Para preparar jugo de remolacha en escabeche, necesita los siguientes ingredientes:

  • kilogramo de remolacha procedente de agricultura ecológica,
  • 6-7 dientes de ajo,
  • 2 litros de agua hervida (enfriada),
  • pimienta de Jamaica, hojas de laurel,
  • sal, por ejemplo, sal del Himalaya (cucharada por litro de agua).

Algunos también recomiendan agregar una rebanada de pan integral.

Las remolachas deben lavarse, pelarse y cortarse en rodajas gruesas o en cuartos. La verdura debe colocarse en un gres o un frasco grande, cubierto con ajo y especias.

El conjunto se vierte con agua salada (todas las remolachas deben cubrirse).

Verifique también:

  • ¡Madre embarazada, enriquece la dieta con remolacha!
  • 8 trucos para animar a tu hijo a comer verduras
  • ¿Tiene algún problema con un quisquilloso con la comida? Dale las verduras rojas

La mezcla preparada de esta manera debe dejarse a un lado durante 5-7 días en un lugar oscuro. Pasado este tiempo, la levadura debe escurrirse y verterse en un frasco limpio. El jugo de remolacha en escabeche se conserva en el frigorífico.

Las remolachas, por otro lado, no vale la pena tirarlas. Serán el complemento perfecto para tu cena. Solo rallarlos en un rallador de malla gruesa, agregar una manzana y una cebolla pequeña.

Vale la pena preparar jugo de remolacha en escabeche en la temporada de mayor susceptibilidad del organismo a las infecciones. Se puede administrar a los niños dos veces al día para estimular su sistema inmunológico.

Etiquetas:  El Embarazo De Planificación Bebé Parto