¿Cómo preparar una cena saludable y nutritiva para un niño pequeño?

Articulo patrocinado

La nutrición adecuada es una de las condiciones para la buena salud y el bienestar de su hijo. Proporcionar todos los nutrientes necesarios es necesario para el correcto desarrollo de un niño pequeño. ¿Cómo asegurar a un niño un aporte adecuado de micro y macro elementos en las comidas diarias? ¿A qué prestar atención al preparar almuerzos para un niño? ¡Le recomendamos!

Ampliando la dieta de su hijo

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los lactantes deben alimentarse únicamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida. Según los expertos de la Sociedad Polaca de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición para Niños y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, la expansión de la dieta debe iniciarse no antes de las 17 semanas de edad y no más tarde de las 26 semanas de edad [ 1]. Cabe recordar que las recomendaciones de la OMS se aplican a la nutrición de niños sanos. Si hay indicaciones para una expansión temprana de la dieta, se pueden introducir nuevos alimentos después de que el niño pequeño tenga 17 semanas de edad [2]. Empiece a ampliar la dieta dándole a su hijo mousses y purés de verduras, y luego fruta. Conocer primero el sabor de la zanahoria o la coliflor aumentará las posibilidades de que a su niño pequeño le gusten las verduras y la voluntad de comerlas en el futuro. Probablemente le llevará un tiempo acostumbrarse a los nuevos sabores y los diferentes métodos de alimentación, así que no se preocupe si no come mucho al principio. Asegúrese de elegir la cuchara adecuada para la alimentación: es un tema clave para el correcto desarrollo del aparato del habla [3]. Después de familiarizarse con los sabores de las verduras y las frutas, se deben poner cereales y luego carne y pescado [4].

Almuerzos sabrosos y saludables para niños

La dieta del niño debe equilibrarse adecuadamente y adaptarse a las necesidades de una barriga pequeña. Es importante que el menú diario de su hijo consista en comidas ricas en productos saludables, que contengan todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios. Si prepara sus propios almuerzos y otras comidas para su hijo, preste atención al origen de la comida. Las verduras y frutas en los estantes de las tiendas no siempre son adecuadas para los niños pequeños. Muchos de ellos, especialmente fuera de temporada, se importan de otros países y, para sobrevivir al largo transporte a Polonia, se mantienen adecuadamente. Cuando compra en hipermercados, tampoco está seguro de si, por ejemplo, se han utilizado pesticidas para cultivar plantas, que conllevan el riesgo de contaminar los tejidos del cuerpo humano [5]. Entonces, si está preparando almuerzos para un niño, elija productos orgánicos de proveedores confiables o de tiendas orgánicas.

Para garantizar una comida sabrosa y saludable para su bebé, coloque los almuerzos en frascos. Todas las materias primas: hortalizas, frutas, cereales proceden de cultivos controlados que cumplen con los estrictos estándares de la Unión Europea. Se prueban minuciosamente para detectar residuos de pesticidas, nitritos, metales y contaminantes. La carne en los frascos también proviene de una cría controlada y antes de que comience el proceso de producción, se somete a pruebas exhaustivas de calidad, presencia de antibióticos y contaminación microbiana. Del mismo modo, los peces, que provienen únicamente de pesquerías certificadas y sostenibles, están libres de contaminantes químicos (por ejemplo, metales pesados) y microbiológicos [6].

Los ingredientes de sopas, postres y cenas para niños son cuidadosamente investigados y las recetas son desarrolladas por especialistas en nutrición de primer nivel. Por eso vale la pena colocarlos en frascos cuyo contenido cumpla con los estándares de calidad de los productos destinados a lactantes y niños pequeños [7].

Cenas ajustadas a la edad del niño

Las comidas que le dé a su bebé deben ser saludables y variadas, adecuadas a su edad. De lo contrario, pueden aparecer deficiencias nutricionales que conduzcan a anomalías en el desarrollo de muchos sistemas y, en consecuencia, a problemas de salud. Los almuerzos de los niños en frascos están marcados con la edad a partir de la cual puede darle al bebé una comida determinada.Los platos siguen la dieta actual, aportando a los pequeños organismos todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios. Gracias a esto, puede estar seguro de que su hijo obtiene todo lo que necesita en las cantidades y proporciones adecuadas.

Los frascos son una gran solución no solo para las comidas en casa. Las cenas preparadas para niños también son perfectas para varios tipos de salidas o viajes. No ocuparán mucho espacio y proporcionarán una comida saludable y nutritiva en muchas situaciones.

[1] https://www.bobovita.pl/5-6-miesiecy/artykuly/najczestsze-pytania-dotyczace-rozszerzania-diety [2] https://ncez.pl/dzieci-i-mlodziez/dzieci-0-3/rozszerzanie-diety-niemowlat [3] https://www.bobovita.pl/5-6-miesiecy/artykuly/aktualny-schemat-zywie-niemowlat [4] https://www.bobovita.pl/5-6-miesiecy/artykuly/aktualny-schemat-zywie-niemowlat [5] https://ncez.pl/abc-zywie-/zasady-zdrowego-zywien/pozostalosci-pestycydow-w-YWnosci-----jak-uniknac-narazenia-na-substancje-bezpieczliwi [6] https://www.bobovita.pl/jakosc-bobovita [7] https://www.bobovita.pl/jakosc-bobovita

Articulo patrocinado
Etiquetas:  El Embarazo Cocina Niño En Edad Preescolar