¿Cómo fortalecer el cuerpo?

El fortalecimiento sistemático de la inmunidad del cuerpo es muy importante. Prepárelo lo suficientemente temprano para combatir las infecciones. Cuando la inmunidad se debilita, incluso un resfriado leve puede ser problemático. Puede haber diferentes formas de aumentar la inmunidad. Puede ser un medicamento para la inmunidad, el cambio de dieta, el cambio de estilo de vida, etc. Vale la pena conocer los métodos más efectivos para aumentar la inmunidad y comenzar a usarlos.

Vea la película: "Ideas para pasar tiempo con la familia"

1. ¿Cuándo cuidar la inmunidad?

La inmunidad debe cuidarse durante todo el año. Es especialmente importante en la temporada de otoño e invierno, cuando las bacterias y los virus comienzan a atacar con doble poder. Vale la pena usar métodos simples para fortalecer la inmunidad, porque incluso un pequeño resfriado puede ser molesto. Y en lugar de luchar con él, se puede evitar fácilmente.

El sistema inmunológico es responsable de la susceptibilidad y susceptibilidad del cuerpo a las infecciones. Cuando la inmunidad es baja, los microbios patógenos tienen una tarea más fácil. Los gérmenes pueden asentarse en la mucosa de la garganta o la nariz. También pueden viajar a los pulmones y los bronquios. Cuando provocan inflamación, se produce una enfermedad. Sin embargo, incluso pequeños cambios en el estilo de vida mejorarán nuestra inmunidad.

Necesitas cuidar la inmunidad todo el año (123RF)

2. Cambio de estilo de vida y nutrición

La nutrición eficaz del cuerpo es muy importante en la lucha eficaz contra los microorganismos. Gracias a esto, tiene la energía para actuar. Para proporcionar al cuerpo un acceso constante a la energía, recuerde:

• Desayunar. La primera comida es la más importante. Da energía para todo el día y permite que el cuerpo comience con calma, lo que extrae energía del desayuno.

• Coma con más frecuencia, pero en porciones más pequeñas. Lo ideal es realizar cinco comidas al día a determinadas horas. El cuerpo se acostumbra y no almacena energía, sino que la usa de forma continua. Es muy beneficioso para la salud y para el fortalecimiento del organismo.

• La dieta fue variada y llena de verduras y frutas, que son remedios naturales para la inmunidad. Idealmente, las verduras se comen crudas o al vapor. Gracias a esto, no pierden sus valiosos valores nutricionales y vitaminas.

• Consuma alimentos que contengan vitaminas. La vitamina C es especialmente beneficiosa para la inmunidad del organismo, por lo que conviene consumir productos que la contengan.

La dieta debe ser rica en pimentón, grosellas, espinacas, cítricos. Igualmente importante es la vitamina B, que se encuentra en el pescado, las aves, la carne de res, los plátanos y los aguacates. No podemos olvidarnos de la vitamina E, que apoya al organismo en la lucha contra los radicales libres. Se puede encontrar en semillas de girasol, aceite vegetal, pescado y maní. La vitamina A tiene una gran influencia en el sistema de defensa del organismo, es responsable de la producción de glóbulos blancos. Se puede encontrar en mantequilla, leche, queso e hígado.

• Use antibióticos naturales como miel y ajo. Se trata de productos cuya actividad antibacteriana está científicamente probada. No tienen efectos secundarios y se pueden usar a diario. La miel es un excelente fármaco para la inmunidad y se puede utilizar de forma profiláctica durante todo el año.

• Abandone los productos que contengan azúcar y grasas. Tales productos debilitan la inmunidad del cuerpo.

• Introducir grasas de origen vegetal en la dieta. Son esenciales para el organismo, ya que proporcionan al organismo los ingredientes necesarios para la producción de hormonas antiinflamatorias. Estas hormonas mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, es decir, fortalecen el cuerpo. Cuando se trata de grasas animales saludables, es mejor utilizar el aceite de pescado. Contiene vitaminas A y D y ácidos grasos insaturados.

• Renuncie a los estimulantes. Vale la pena saber que el café, los cigarrillos y el alcohol destruyen las vitaminas y los microelementos. Hay radicales libres en el cuerpo que son muy dañinos para él. Los estimulantes son en gran parte responsables de reducir la inmunidad del cuerpo. En lugar de café, puede beber infusiones de frutas y de hierbas. Proporcionarán una parte de la energía proporcionada por la cafeína y afectarán positivamente la inmunidad de todo el cuerpo.

• Mejorar la actividad física. Para fortalecer el cuerpo se recomiendan todo tipo de ejercicios, largas caminatas, visitas a la sauna, etc. Un organismo que no está físicamente activo tiene una inmunidad más baja. Por eso es importante realizar de forma sistemática una serie de ejercicios al menos tres veces por semana. Esto beneficiará al sistema inmunológico del cuerpo.

• Elimina las fuentes de estrés, que es el mayor enemigo del sistema inmunológico. Puede parecer que no tiene ningún efecto sobre el sistema inmunológico, pero la verdad es bastante diferente.Las personas expuestas al estrés a menudo se enferman porque su cuerpo no tiene la fuerza para combatir la enfermedad. Por eso es tan importante combatir el estrés. El descanso adecuado es igualmente importante. Todos los organismos deben descansar, porque las personas descansadas tienen más dificultades para contraer infecciones.

• Aplicar las vacunas adecuadas. Después de consultar a un médico, si hay motivos para ello, se pueden realizar las vacunas adecuadas. Se recomiendan a todos los que a menudo sufren de angina, faringitis y luchan contra el asma. También puede vacunarse contra la gripe. Es importante tomar la decisión de vacunar con mucha antelación, ya que algunas vacunas solo surten efecto 3 meses después de su administración.

Etiquetas:  El Embarazo De Planificación Bebé Parto