¿Qué dieta debo seguir durante la terapia con antibióticos?

Los antibióticos son medicamentos contra las infecciones bacterianas. Sin embargo, su principal desventaja es el hecho de que destruyen no solo las bacterias malas, sino también las buenas. La flora bacteriana natural, muy debilitada tras el tratamiento antibiótico, requiere regeneración. ¿Qué dieta podemos utilizar para fortalecer el organismo con tratamiento antibiótico y con qué debes tener cuidado? ¿Qué debo comer después del tratamiento con antibióticos?

Vea la película: "Juegos y actividades interesantes para toda la familia"

1. Probióticos durante el tratamiento con antibióticos

Durante la terapia con antibióticos, no olvide usar una cubierta especial de la flora bacteriana, es decir, probióticos. Los probióticos deben tomarse todos los días mientras se toman antibióticos, preferiblemente unas horas antes o después del medicamento, y también unos días después del final del tratamiento. Además, los yogures, kefirs, pepinos encurtidos y chucrut contienen valiosas bacterias del ácido láctico que aumentan la resistencia del cuerpo. Sin embargo, debe recordarse no combinar la leche y los productos lácteos con un antibiótico. Se pueden consumir varias horas antes o después del fármaco. Pueden debilitar la absorción del antibiótico y, por tanto, su eficacia. Los productos ricos en bacterias del ácido láctico también deben consumirse después de la terapia con antibióticos.

Los probióticos son importantes cuando se toman antibióticos (123RF)

2. Verduras y frutas con antibioticoterapia

Debe comer verduras y frutas durante el tratamiento con antibióticos. Deberíamos comer más de lo habitual y beber zumos recién exprimidos. Tienen vitaminas y sales minerales que se absorben bien. El sistema inmunológico se fortalecerá comiendo perejil, coles de Bruselas, brócoli, chucrut y pepinos encurtidos. La vitamina C también es abundante en los cítricos. Sin embargo, no debe lavarlos con antibióticos.Además de las vitaminas, tienen compuestos que reducen la absorción del fármaco y, por tanto, afectan su eficacia. Algunas fuentes dicen que la toronja no debe consumirse 4 horas antes y después del antibiótico, y durante todo el curso del tratamiento, no debe tomar ninguna preparación que contenga extractos de toronja y naranja. Los jugos de zanahoria y las ensaladas son una fuente muy valiosa que aumenta la inmunidad. Aportan betacaroteno que neutraliza los radicales libres. También vale la pena comer sopa de verduras, pescado y pechugas de pollo. Comamos carne y pescado cocidos o al horno, es más saludable que frito.

Las frutas y verduras de otoño más saludables que vale la pena regalar a los niños [7 fotos]

El otoño es tiempo de cosecha. Ahora mismo estamos buscando manzanas, peras y ciruelas maduras. Cultivado en todo ...

ver la galeria

3. Un arma natural contra las bacterias

El rábano picante, la miel y el ajo tienen propiedades bactericidas y fortalecen el organismo. Vale la pena comerlos todos los días, no solo en el caso de tratamiento antibiótico. Pueden llegar a ser un arma valiosa en la lucha contra los microorganismos y combatirlos antes de que nuestro cuerpo se enferme gravemente.

4. Fortalecer el cuerpo después del tratamiento con antibióticos.

Después del tratamiento con antibióticos, vale la pena fortalecer adicionalmente el cuerpo tomando multivitamínicos. Tomarlos durante la terapia con antibióticos puede hacer lo contrario. Las preparaciones multivitamínicas son un excelente caldo de cultivo para las bacterias. Entonces, en lugar de fortalecer el cuerpo, fortaleceremos las bacterias responsables de la enfermedad. Así que dejemos las multivitaminas hasta que termine el antibiótico. Luego también podemos beber grandes cantidades de jugos cítricos, que contienen vitamina C necesaria para la convalecencia.

Etiquetas:  Alumno Niño En Edad Preescolar Bebé