Un niño salvó la vida de otro

Melissa Clode descubrió que su bebé estaba enfermo en la semana 20 de embarazo. El niño vino milagrosamente vivo al mundo. Sus arterias pulmonares no estaban conectadas a su corazón, por lo que Charlie podría morir en cualquier momento. Solo gracias a un trasplante de una niña fallecida, tuvo una segunda oportunidad. La familia del donante conoció a los padres de Charlie por accidente. ¡Es una historia conmovedora!

Vea la película: "Nariz que moquea en un bebé"

1. La historia de Charlie

Charlie Clode nació con graves defectos cardíacos. Los médicos ni siquiera estaban seguros de si el bebé sobreviviría al parto. El niño nació vivo, pero no se sabía si sobreviviría.

Había una bomba de relojería en su pecho. Las arterias pulmonares no estaban conectadas al corazón y la aorta estaba en el lugar equivocado. Como resultado, el cuerpo del niño no estaba recibiendo suficiente oxígeno. La piel del niño era de un azul azulado y el corazón podía dejar de latir en cualquier momento con un agujero.

Charlie se sometió a una cirugía de corazón después de dar a luz. Sin embargo, el niño también necesitaba un trasplante de válvulas cardíacas de donantes muy difíciles de obtener. No fue hasta un año después que la familia se enteró de que estaban disponibles. - Este momento fue especial para nosotros, pero también triste. Sabíamos que significaba que alguien acababa de perder a su bebé, le dijo a Kidspot la madre de Charlie, Melissa.

Para el pequeño Charlie Clode "un hospital es un hogar lejos del hogar. El niño de 16 meses ha luchado por su vida decenas de veces.

Lleva a un niño con una enfermedad terminal debajo de su corazón. Quiere parirlos para poder donar sus órganos a otros niños [4 fotos]

La pareja estadounidense Keri y Royce Young tomaron una decisión bastante controvertida. Mucha gente hace su resolución ...

ver la galeria

2. Historia de Cailee

Cailee Ward, de 9 meses, era la segunda hija de Donna y Niela. El primogénito de Caitlyn murió apenas 34 días después de que le diagnosticaran epilepsia. Fue un verdadero shock para el matrimonio. Un año después de perder a su bebé, nació Cailee. Se suponía que la niña sería un consuelo para Donna y Niel, su nacimiento fue el comienzo de una nueva etapa en la vida de la familia.

Resultó que a otra hija también le diagnosticaron el mismo tipo de epilepsia. La enfermedad era genética. "Después de la muerte de Caitlyn, no queríamos donar sus órganos, pero los pensamientos sobre los trasplantes siempre estuvieron en mi mente", agregó Donna. Esta vez, la pareja decidió donar los órganos de su hija menor.

La historia de tres de estos niños toca pero también da esperanza (FB)

No querían que la otra familia sintiera también el dolor de perder a un hijo. Donna y Niel creían que la vida de Cailee era para algo. Después de la muerte de la niña, la pareja se enteró de que las válvulas cardíacas de Cailee habían sido trasplantadas con éxito a dos niños pequeños. Esta fue la única información que les dieron los médicos.

3. Todo por letra

En Australia, los donantes de órganos son anónimos para el receptor. Melissa y Daniel, sin embargo, querían agradecer a la familia que le dio a su hijo un regalo tan increíble. La piel de Charlie cambió de tono a rosa durante la noche. El corazón comenzó a trabajar a plena capacidad.

La pareja se enteró de que era posible enviar una carta anónima a la familia del donante. Entonces Melissa escribió unas palabras de agradecimiento y envió a una familia desconocida con un libro y un colgante de plata de ositos que sostenían su corazón. Gracias a estas expresiones de gratitud, Donna y Niel se enteraron de lo mucho que había hecho su hija.

Ambas familias decidieron compartir la foto del regalo en la web (FB)

Ambas parejas publicaron una foto de la carta en Internet. Su amigo mutuo notó las fotos y las hizo un todo. Por casualidad, las familias se conocieron y decidieron conocerse. “Estuve nervioso todo el día, pero cuando vi a Charlie, me sentí un poco más cerca de Cailee. El hecho de que haya una parte de mi hija en el corazón de este niño fue un sentimiento increíble - dijo Donna.

Etiquetas:  Bebé Cocina Niño En Edad Preescolar