La mujer era alérgica a su propio embarazo.

Jessica Williams de Gran Bretaña se ha convertido recientemente en madre. Su embarazo, sin embargo, no fue como el de la mayoría de las mujeres. El bebé que se desarrollaba debajo de su corazón le provocó una reacción alérgica grave. La joven de 23 años se rascó hasta sangrar. Las quejas pasaron tan pronto como dio a luz.

Vea el video: "¿Cómo cuidarse durante el embarazo?"

1. Feliz noticia de embarazo

Jessica se enteró de que estaba embarazada en enero de 2016. Tanto él como su pareja se alegraron de que pronto se convertirían en padres. Sin embargo, la felicidad no duró mucho.

En la séptima semana de embarazo, la mujer comenzó a luchar con vómitos intensos. Estaba en tal estado que tuvo que ser llevada al hospital. Fue hospitalizada por deshidratación. Los futuros padres temían por el feto. Una ecografía mostró que las náuseas no afectaron negativamente el desarrollo del feto.

2. Se rascó hasta el punto de la sangre

La condición de la mujer no mejoró. Los vómitos aparecieron hasta 10 veces al día. Solo dos meses después resultó que los síntomas indicaban la gripe porcina. Afortunadamente, Jessica se recuperó. En la semana 20 de embarazo, la pareja se enteró del sexo del bebé. Una niña sana se estaba desarrollando bajo el corazón de la mujer. Jessica inmediatamente comenzó a completar la canastilla para su hija.

Tal erupción apareció debido a un feto en desarrollo (Daily Mail)

Una mañana, la joven de 23 años sintió pesadez en el pecho. - Mi madre estaba tan molesta que pidió ayuda de inmediato. Me llevaron de urgencia al hospital después de que los médicos se dieran cuenta de que tenía la presión arterial muy alta, dijo Jessica al Daily Mail.

10 cosas que toda mujer embarazada entenderá [7 fotos]

El embarazo no es solo un maravilloso período de espera por el nacimiento del mayor tesoro de la madre. También ...

ver la galeria

A la mujer le diagnosticaron múltiples coágulos de sangre en los pulmones. Se administraron de inmediato medicamentos para diluir la sangre. Pero eso no fue lo peor. En la semana 38 de embarazo, apareció una erupción roja en el abdomen de la niña. Después de siete días, la alergia se extendió a todo el cuerpo.

- Me avergoncé de eso, no quería mostrarle el sarpullido a nadie. Tenía la sensación de que mi hijo por nacer intentaba matarme. El sarpullido y la picazón no me permitieron dormir bien - dijo la mujer en una entrevista con los medios.

El sarpullido desapareció justo después del nacimiento del bebé (Daily Mail)

La niña fue diagnosticada con una enfermedad rara asociada con cambios en los niveles hormonales. Le recetaron antihistamínicos para aliviar la picazón. - Mi cuerpo trató de luchar contra el embarazo en desarrollo. Después de lo que había experimentado, me preguntaba qué más saldría mal. Solo al final sentí que mi hijo valía todo este dolor y estrés, dice.

Dos semanas después, Jessica dio a luz a una niña sana, Ivy. - Cuando las enfermeras me cosieron después de dar a luz, se sorprendieron. La erupción desapareció de los ojos. Fue increíble - dijo la mujer.

Etiquetas:  Cocina El Embarazo De Planificación Niño En Edad Preescolar