Alfombrillas educativas para bebés

Los tapetes educativos para bebés son divertidos para los niños pequeños, así como convenientes para los padres. ¿Por qué vale la pena comprar un tapete educativo para tu propio bebé? Porque es más manejable que un parque y da más libertad que una tumbona.

Vea la película: "Juguetes para niños: es hora de romper con los estereotipos"

Las colchonetas para bebés son un tipo de juguetes educativos que despiertan la curiosidad de los niños por el mundo y estimulan el desarrollo de los sentidos, por ejemplo, la vista, el oído y el tacto. La alfombra educativa es un juguete que se puede utilizar durante todo el primer año de vida de un niño y más allá.

Los bebés de tres meses admiran los coloridos juguetes que cuelgan de los arcos sobre sus cabezas, y los bebés mayores estiran las manos hacia los peluches que cuelgan para agarrarlos. Cuando los juguetes se aburren con el niño con el tiempo, se pueden cambiar por otros juguetes. ¿Por qué vale la pena invertir en un tapete educativo para un bebé?

1. Ventajas de los tapetes educativos para bebés

Hay muchos tapetes educativos diferentes en el mercado, en diferentes tamaños, colores, materiales y precios. Algunas alfombrillas tienen velcro en los lados, después de lo cual el material se sujeta para formar una especie de cerca que protege: la alfombrilla se convierte en un mini corralito.

En los arcos cuelgan juguetes de colores, ositos de peluche, sonajeros, pipas y elementos susurrantes. Cuando un niño presiona ciertos juguetes, se pueden escuchar varias melodías que estimulan el desarrollo auditivo del bebé.

Los tapetes educativos para niños son una especie de patio de recreo en casa. Un niño que aún no camina ni corre, gracias a los colores brillantes, las diversas texturas y los elementos interesantes que cuelgan sobre la cabeza, se anima a la actividad motora y manual: gira de espaldas al estómago y viceversa, toca todo, mira él mismo en el espejo.

Gracias al tapete educativo, el niño tiene la oportunidad de apoyar el desarrollo psicomotor. Mes a mes, el bebé descubre nuevas funciones de la esterilla. Algunas de las alfombrillas tienen varios gadgets incorporados, por ejemplo una caja de música sincronizada con luces intermitentes, elementos interactivos, tubos colocados en medio del material sobre el que está acostado el bebé.

Algunas alfombrillas también se pueden plegar en un túnel de arrastre. Otras ventajas de las colchonetas son los suaves cojines que protegen la cabeza del bebé y la posibilidad de plegar la colchoneta en una práctica bolsa que se puede llevar de paseo o de visita.

2. ¿Qué buscar al comprar tapetes educativos?

Al elegir un tapete para su propio hijo, los padres utilizan varios criterios. Tiene en cuenta, por ejemplo, el precio o el color de los materiales con los que está hecha la alfombra. ¿Qué más vale la pena considerar al elegir un tapete educativo?

  • El tamaño del tapete: el tapete debe ser lo suficientemente grande para que el niño gire libremente y cambie de posición. Es bueno que los extremos del tapete estén ligeramente elevados o terminados con cojines. Gracias a esto, el niño no se caerá del área de la alfombra y no se romperá la cabeza.
  • El método de montaje de la alfombra: es mejor elegir una alfombra que se pliegue y despliegue fácilmente. Algunas alfombrillas tienen cómodas asas de transporte o cintas y cuerdas.
  • Tipo de tela: es mejor invertir en una alfombra hecha de varios trozos de materiales, ya que las diferentes texturas estimulan el desarrollo del sentido del tacto del bebé. También vale la pena prestar atención a si la alfombra está cubierta con un material que aísle al niño del piso frío. Es bueno que la alfombra se pueda lavar y limpiar.
  • Melodías: a los niños no les gustan las melodías demasiado intrusivas y monótonas. Por lo general, los tapetes educativos están equipados con varias melodías y sonidos diferentes: la escala de Do mayor, sonidos de animales, melodías que imitan los medios de transporte, etc.
  • Tipo de juguetes: los juguetes deben poder separarse y colocarse otros nuevos. Además, deben ser coloridos y fáciles de desmontar. En este sentido, los productores se están superando entre sí. Hay sonajeros, pipas, espejos, pelotas, mordedores, bolsas llenas de agua con peces de varios colores, etc.

Como ves, la gama de colchonetas de educación infantil es bastante amplia. Si los padres se preocupan por el desarrollo cognitivo y motor de sus hijos, ¡vale la pena considerar comprar un tapete educativo interesante hoy!

Etiquetas:  Niño En Edad Preescolar El Embarazo De Planificación El Embarazo