Cuidado natural de la piel para bebés

El cuidado cuidadoso de la piel es la forma en que un adulto se ve atractivo y se siente bien. En el caso de los bebés, los problemas de belleza pasan a un segundo plano: los tratamientos de cuidado adecuados son principalmente una forma de tener una piel sana. La piel sensible del bebé está particularmente expuesta a la sequedad y la irritación, por lo que debe cuidarse con el uso de preparaciones especializadas desde los primeros días de vida del niño.

Vea el video: "¿Cómo cambiar a un bebé?"

Descubra qué puede alimentar a su bebé hasta el año de edad [7 fotos]

El mejor momento para ampliar la dieta de su hijo suele ser entre el cuarto y el sexto mes de vida del bebé ...

ver la galeria

1. ¿Por qué es sensible la piel del bebé?

La delicada piel de un niño pequeño no tiene una barrera hidrolipídica ajustada, lo que la hace susceptible a factores externos. Por tanto, requiere una protección especial y un engrase diario. Complementar la capa lipídica de la epidermis es una tarea para las preparaciones que contienen ceramidas, escualano de oliva, triglicéridos de ácido caprílico y cáprico, vaselina, lanolina y aceites vegetales que contienen ácidos grasos esenciales.

La piel sensible de un bebé también necesita una hidratación adecuada, ya que pierde más agua de la superficie de la epidermis que la piel de un adulto. Para evitar resecar la piel, aplique preparados que contengan glicerina, urea, aminoácidos y glucosa. Estas sustancias se unen al agua en las capas más profundas de la piel durante mucho tiempo.

La piel fina y delicada de un niño pequeño se irrita con relativa rapidez, provocada por las condiciones climáticas, errores en el cuidado y abrasiones mecánicas de la epidermis. La inflamación debe mitigarse de forma continua mediante la aplicación de preparados con óxido de zinc, manzanilla, d-pantenol, alantoína o cucurbitina.Estos son ingredientes que apoyan el proceso de regeneración de la epidermis.

2. ¿Con qué lavar a su bebé?

Los cosméticos utilizados en el cuidado de la piel del bebé tienen un listón alto: los padres esperan que no solo sean eficaces para lubricar e hidratar la piel del bebé, sino también que sean seguros. Para minimizar el riesgo de alergias e irritación, vale la pena elegir preparaciones farmacéuticas, especialmente las llamadas emolientes - libres de parabenos, SLES / SLS, colorantes y fragancias.

Al completar un conjunto de productos para el cuidado de la piel del bebé, vale la pena apostar por soluciones comprobadas. Si un producto cumple con nuestras expectativas, es una buena idea probar el resto de la serie.

La bolsa de cosméticos para bebés debe contener, entre otros, una crema para la costra láctea, es decir, dermatitis seborreica. Las preparaciones de este tipo suavizan la epidermis, gracias a las cuales los padres pueden eliminar las escamas del cuero cabelludo del bebé de manera más efectiva.

La piel de los recién nacidos y los bebés tiene necesidades especiales, pero con la ayuda de emolientes especializados, cuidarla ya no es un desafío.

Etiquetas:  Alumno Familia Bebé