Bebé y colores, o ¿qué colores interesarán al bebé?

Los pediatras están de acuerdo en que los primeros seis meses de vida de un niño son un momento muy importante para el correcto desarrollo de la visión. Por eso es tan importante estimular adecuadamente este sentido proporcionando al bebé los estímulos adecuados.

Vea la película: "¿Cómo arreglar una habitación para un bebé?"

1. ¿Cómo ve un bebé recién nacido?

Los ojos de un bebé recién nacido son sensibles porque hasta ahora el niño solo ha estado en la oscuridad. Con el paso del tiempo, el desarrollo del cerebro y la conciencia, también mejora el trabajo del órgano visual. El recién nacido es daltónico y todas las imágenes tienen contornos borrosos. Por eso es tan importante elegir juguetes para su niño que coincidan con su visión y sus habilidades cognitivas.

2. ¿En qué colores elegir los juguetes?

La elección más adecuada serán los elementos cuyo diseño incluya combinaciones de colores que apoyen el desarrollo de la madurez visual. Para los bebés se recomiendan contornos claramente marcados, formas y patrones simples, así como tamaños agrandados.

Los juguetes contrastantes, como libros en blanco y negro con ilustraciones de objetos simples, son un producto popular. Es muy importante no exagerar con la cantidad e intensidad de colores.

Todos los padres deben saber que el sistema nervioso de su hijo aún no está completamente desarrollado, por lo que es fácil sobreestimular al bebé. Demasiados estímulos afectan negativamente al bebé, lo que puede hacer que llore más y se vuelva hiperactivo.

Un ejemplo de juguete que combina varios elementos que influyen en las habilidades cognitivas es la manzana activadora. Tiene la forma de un folleto con cada página en un color diferente. El conjunto de colores se selecciona correctamente para proporcionar estímulos positivos para el órgano de la visión sin sobrecargarlo.

Los colores se organizan sobre la base del contraste, por ejemplo: blanco y violeta. Además, cada página del libro es un tipo de material diferente: el niño pequeño puede comprobar cómo se siente: áspero, brillante o suave.

Un espejo escondido a un lado, en el que se refleja la cara del bebé, seguramente será una sorpresa. Además, se adjuntan dos mordedores al folleto: una mariposa y un caracol. La manzana activadora tiene un gancho especial, gracias al cual se puede enganchar a un cochecito, por ejemplo, lo que seguramente hará que cada paseo sea agradable.

Por tanto, la elección acertada será una bola en blanco y negro, que puede interesar a un pequeño explorador más que a un osito de peluche multicolor. Además de la coloración en sí, el lugar donde dejamos el juguete es muy importante. Aunque el globo ocular está desarrollado, sus partes individuales aún no están adaptadas a la percepción precisa de la imagen. Una buena solución es colgar la caja de música en el costado de la cuna, no frente a los ojos del niño. Los padres a menudo cometen el error de comprar juguetes de colores brillantes que el niño no puede ver con claridad.

La corteza cerebral inmadura no puede hacer frente a una gran cantidad de estímulos visuales, por lo que el juguete no solo debe estar hecho de materiales que sean interesantes en términos de textura, sino que también tenga los colores adecuados.

El cumplimiento de todas estas condiciones garantiza no solo el desarrollo de las habilidades de análisis visual, sino también la sensibilidad táctil y la atención auditiva. Un buen juguete, debidamente seleccionado para las capacidades cognitivas y la edad del niño pequeño, desarrollará su perceptividad y curiosidad desde los primeros días de su vida. Por lo tanto, la compra debe considerarse cuidadosamente para que el niño obtenga la plena satisfacción de descubrir nuevos elementos del mundo que lo rodea.

Etiquetas:  Niño En Edad Preescolar Tienen Región- Bebé