Almuerzo para niños: los aspectos más importantes, consejos, sugerencias.

Los almuerzos infantiles son extremadamente importantes porque permiten un desarrollo físico adecuado al proporcionar tantos nutrientes valiosos como sea posible, como minerales, vitaminas y proteínas. Preparar una cena infantil no es tarea fácil, pues nos enfrentamos a varios requisitos de una cena infantil adecuada.

Vea la película: "Helado casero: el más saludable para los niños"

1. Almuerzos para niños: los aspectos más importantes

Los almuerzos infantiles deben cumplir varios requisitos para que sean alimentos saludables que satisfagan a nuestros niños y les proporcionen todos los nutrientes necesarios. A menudo nos encontramos con una situación en la que nuestro hijo, después de un largo día de jugar al aire libre, llega a casa e indica claramente que tiene mucha hambre.

En situaciones urgentes, debemos preparar una comida para el niño a un ritmo bastante rápido, preferiblemente alrededor de 20-30 minutos. De esta manera, nuestro hijo no tendrá que esperar demasiado para comer. Además, debemos intentar que la cena del niño sea sabrosa. Los niños suelen ser quisquillosos, así que si no queremos que se desperdicie un almuerzo fresco para que un niño se desperdicie, debemos intentar hacerlo sabroso.

La característica más importante de los almuerzos para niños es el contenido de nutrientes valiosos para el niño. Minerales como magnesio, zinc, potasio, calcio y fósforo permiten el correcto desarrollo de los diversos sistemas del organismo del niño. Las vitaminas ayudan a fortalecer la inmunidad y a prevenir el cáncer, y las proteínas ayudan a construir un cuerpo sano.

2. Almuerzos para niños: propinas

Podemos preparar un plan de cenas para niños para toda la semana. Esto definitivamente reducirá la necesidad de visitas constantes a la tienda, ya que con cenas programadas, podremos hacer compras una vez al comienzo de la semana. De esta manera, los niños no tendrán que esperar a que mamá vuelva a casa de la tienda y comience a preparar la cena.

Los ingredientes para los almuerzos infantiles deben ser de alta calidad, las verduras y frutas deben comprarse en ferias, no en los supermercados, donde a menudo se venden productos que contienen mezclas de pesticidas artificiales y otras sustancias químicas nocivas.

Las cenas para niños deben ser rápidas de preparar, sabrosas y, sobre todo, saludables (123RF)

3. Almuerzos para niños: sugerencias

La idea más simple y una de las más rápidas para una cena para niños es una sopa que se puede preparar con muchos ingredientes disponibles. Una olla de sopa preparada en un día determinado puede ser suficiente para las cenas de muchos niños. Las sopas que gustarán a los niños son, por ejemplo, la sopa de cebada con verduras y cereales. Es una sopa ligera y nutritiva que, gracias a los cereales, saturará a nuestro hijo durante mucho tiempo.

Además, podemos elaborar cremas a partir de diversas verduras, como tomates o guisantes, además de sopas de pepino, coliflor, setas y otras. A los niños también les gusta el borscht rojo porque tiene un sabor distintivo. Podemos preparar todas estas sopas a base de caldo, que aportará a los niños la cantidad justa de nutrientes.

¿Qué hay de cena para un niño en edad preescolar?

ver la galeria

En la elaboración de segundos platos, conviene limitar el uso de productos y platos que, aunque les guste a los adultos, puedan desanimar a los niños. Es posible que el chucrut o la morcilla no sean del agrado de los niños. De vez en cuando, a la hora de preparar una cena para niños, podemos hacer un plato dulce, como pasta con salsa de arándanos y crema.

Etiquetas:  Familia Alumno El Embarazo