Congelación: síntomas y tratamiento

En invierno, cuando las temperaturas descienden por debajo de cero, es fácil congelarse. Sin embargo, pocas personas saben cómo actuar correctamente en caso de que nuestra piel nos arda, se enrojezca y empiece a adormecerse. Un cuerpo frío es particularmente susceptible a sufrir daños. No es cierto que los lugares congelados deban calentarse intensamente con agua caliente o frotarse con nieve. Entonces, cómo tratar adecuadamente la congelación tanto en niños como en adultos.

Ver la película: "Tratamiento farmacológico de lesiones cutáneas"

1. Protéjase de las heladas

La congelación es un daño en la piel causado por las bajas temperaturas, por debajo de los 0 grados centígrados. Aparecen cristales de hielo en los tejidos congelados. Los vasos sanguíneos se contraen y se altera la circulación sanguínea. Nariz, orejas, mejillas, dedos de manos y pies: estos lugares son especialmente sensibles a las bajas temperaturas.

Para prevenir la congelación, vístase apropiadamente cuando salga al aire libre. No olvidemos elementos de nuestro guardarropa como: gorro, bufanda, guantes o calcetines. La ropa interior temoactiva también protegerá nuestro cuerpo del frío. Debemos comprar botas de invierno una talla más grande, vale la pena llevar una plantilla de fieltro, que además protegerá tus pies de las heladas.

Antes de salir de casa, debemos cubrir con crema las zonas especialmente sensibles. Cuando afuera hace heladas amargas, es mejor quedarse en casa, definitivamente es desaconsejable quedarse afuera por mucho tiempo. No podemos permitir que nuestros zapatos o guantes se mojen, entonces el cuerpo se enfría rápidamente y es fácil congelarse. Si damos un paseo con un niño, debemos observar su comportamiento y estado de la piel.

2. Síntomas de congelación

Los primeros síntomas son ardor y escozor en la piel. Sentimos frío en las extremidades congeladas. Nuestros dedos se entumecen, la piel se enrojece, incluso con un ligero tinte púrpura.

La siguiente etapa se caracteriza por síntomas mucho más graves. La piel aparece blanca e hinchada. Es difícil de tocar. Puede haber ampollas con líquido o sangre. El grado más severo de congelación es cuando la piel adquiere un color azul oscuro y se vuelve necrótica. Esta es una situación grave e incluso puede amputar una parte del cuerpo congelada. Se requerirá asistencia médica.

3. Tratamiento de la congelación

5 tés para niños para una mejor digestión [6 fotos]

Los niños pequeños tienen problemas con el sistema digestivo que aún no está completamente desarrollado ...

ver la galeria

En primer lugar, no debemos entrar en pánico. Cuando llegues a casa, quítate la ropa lentamente, recordando que la piel puede dañarse. Calentamos los lugares congelados con agua tibia, tibia, nunca caliente. Ponemos compresas calientes en la cara.

Nunca frotamos la piel congelada con nieve o nuestras manos, y no echamos agua caliente. Una vez que nos hemos calentado en nuestro baño, es hora de unas lociones tibias. Debemos beber cacao, leche o té con miel o jengibre.

No se recomienda a los adultos que beban alcohol. Es un mito que te calienta, por el contrario, dilata los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de hipotermia. Los lugares helados deben envolverse con algo suave, puede ser un vendaje, una manta. Si nos hemos congelado los pies, levántelos más. Una pomada de ictiol también te ayudará con la piel fría y dañada, frótala solo cuando ya estés caliente. Las compresas de parafina o de aceite de oliva tibias también son eficaces.

4. ¿Cuándo consultar a un médico?

Se recomienda una visita al médico cuando aparecen ampollas en la piel de las que sale sangre o pus. Se debe solicitar asistencia médica cuando, a pesar del calor, la sensación no ha regresado, y cuando el congelamiento se acompaña adicionalmente de fiebre, dolores de cabeza y debilidad.

Etiquetas:  Bebé Familia El Embarazo