¿Las malas calificaciones del niño son culpa de los padres? ¡Verificamos!

El niño llega a casa con la atención en el diario y la madre asume toda la responsabilidad de este evento. Se culpa a sí misma por no poder criar al niño de tal manera que se comporte correctamente. ¿Es correcto?

Mira la película: "Dorota Gardias sobre mimar a un niño"

La responsabilidad de los padres por sus hijos es un tema complejo e interesante, abordado, entre otros, por Małgorzata Kościelska. El autor señala que se trata de un fenómeno psicológico, que constituye un regulador interno de la conducta, en este caso, un padre hacia un hijo. Numerosos temas relacionados con la psicología familiar pueden considerarse precisamente en términos de la responsabilidad asumida.

1. Mi hijo se está portando mal

Tal problema puede ser responsabilidad de los padres por la seguridad y salud del niño, por su crianza, educación o comportamiento. Sin embargo, este es un ejemplo al que nos referimos con más frecuencia durante la crisis. Un ejemplo de tal situación es el surgimiento del fracaso escolar temprano en términos tanto de rendimiento académico como de comportamiento.

Considerar el alcance de la responsabilidad de los padres en tal situación es particularmente importante desde la perspectiva de la psicología familiar, ya que permite un enfoque amplio del problema, el diagnóstico y la planificación de interacciones apropiadas. En esta situación, conviene señalar numerosos factores que inciden en el funcionamiento del niño como estudiante.

2. Cuatro piezas del rompecabezas

La primera de ellas son sus habilidades intelectuales, que son fáciles de diagnosticar en un examen psicológico y que tienen su origen tanto en la composición genética como en las condiciones ambientales; es posible que el niño no la haya tenido.

El segundo factor son otras condiciones innatas, como el temperamento o los trastornos del desarrollo psicológico, como la dislexia.

El tercer factor son las competencias sociales y emocionales que afectan el funcionamiento en la escuela: la capacidad de hacer amigos o lidiar con el estrés. Los factores que obstaculizan el funcionamiento escolar en este grupo también serán los trastornos emocionales y del comportamiento que generalmente comienzan en la infancia, por ejemplo, trastornos hipercinéticos.

El cuarto factor son precisamente las influencias ambientales y familiares: estilos de crianza presentados por los padres y sus métodos de crianza, acontecimientos importantes de actualidad en la vida familiar e incluso la historia de la vida familiar.

Como puede verse en las consideraciones anteriores, el papel del padre es significativo, pero no exclusivo. Un diagnóstico completo, teniendo en cuenta todas estas influencias, permite a los padres asumir la responsabilidad de su hijo en la medida adecuada y compartirla con un psicólogo, maestros y otros miembros de la familia. Solo las soluciones que tratan el problema como un todo pueden ser efectivas.

5 señales de que has criado a un bebé mimado [6 fotos]

Estás tratando de ser la mamá perfecta. Cuidas a tu hijo, cumples sus peticiones, le haces sentir ...

ver la galeria

3. Dividir la responsabilidad a la mitad

Cada miembro del sistema educativo al que se refiere un niño debe asumir su parte de responsabilidad. Es obvio que las intervenciones colaborativas son difíciles o imposibles de implementar, pero incluso en tales casos, es necesario un diagnóstico integral, ya que le permite planificar y predecir los efectos de las interacciones, identificar posibles obstáculos, pero también aprovechar las fortalezas.

Etiquetas:  Tienen Región- Bebé Bebé