Primer amor

El primer amor en la vida de un niño es un gran acontecimiento. Los padres no deben sorprenderse de que su hijo se comporte como un adulto, porque observa a sus padres y aprende de ellos el comportamiento amoroso. Sin embargo, a menudo sucede que el amor de los niños no se dirige a sus compañeros, sino a sus padres. Es una situación normal para un niño "enamorarse" de mamá o papá, porque durante mucho tiempo son las personas más importantes en la vida de un niño pequeño. Una etapa natural en el primer amor de un niño en edad preescolar o estudiante es también el desamor, que acaba con el primer sentimiento apasionado.

Mira la película: "Altas notas a cualquier precio"

Inteligencia emocional en un niño en edad preescolar

La inteligencia emocional es la capacidad de comprender y lidiar con sus propias emociones y comprender ...

ver la galeria

1. Primer amor: "amor" en el jardín de infancia

Un niño en edad preescolar es muy cariñoso. A menudo se "enamora" y experimenta diversas fascinaciones amorosas. Los padres se preguntan de dónde vienen tantos sentimientos característicos de los adultos en un niño tan pequeño. Bueno, el niño aprende la mayoría de los comportamientos de sus padres, incluidos los emocionales. Si un niño en edad preescolar ve que sus padres a menudo se abrazan y besan, el papá le trae flores a su mamá, quiere imitar su comportamiento. El niño pequeño quiere actuar y sentirse como un adulto, por eso a menudo se enamora.

El primer amor, por supuesto, es el sentimiento más fuerte. Para un niño es una experiencia muy seria que introduce "caos" en su vida estabilizada. A menudo, un niño en edad preescolar está expuesto a las bromas de colegas que son reacios a las relaciones. Por lo tanto, es imperativo que el niño pequeño encuentre el apoyo de sus padres. Por lo tanto, el primer amor de un niño en edad preescolar no debe convertirse en objeto de bromas o burlas de sus tutores. Tampoco pueden subestimar el sentimiento que surgió en su hijo. Aunque es impermanente y terminará pronto, tiene un impacto muy importante en el desarrollo emocional de un niño en edad preescolar y las posteriores fascinaciones amorosas.

2. Amor según los niños

A menudo ocurre que el primer amor de los niños se dirige hacia sus padres. Los niños a menudo declaran que "se casarán con su mamá o su papá" en el futuro. Este es un comportamiento natural que surge de la fascinación de los niños por sus padres. En las primeras etapas de la vida, son las personas más importantes con las que pasan más tiempo, por lo que no es de extrañar que dirijan sus sentimientos hacia ellos. Los niños a menudo se ponen celosos cuando ven a sus padres abrazarse o besarse porque les gustaría estar en su lugar. Los cuidadores de estos niños no deben preocuparse por enamorarse de sus hijos. Es un comportamiento natural a cierta edad que desaparece con el tiempo. Debe explicarle al niño que el matrimonio con mamá o papá es imposible por muchas razones, por ejemplo, están separados por demasiada diferencia de edad, el padre ya tiene pareja, los miembros de la familia no pueden casarse. También hay que decirle al niño que en unos años conocerá al elegido o al elegido de su vida.

3. La angustia del niño

La angustia es algo natural en el caso del primer amor y las fascinaciones posteriores en el jardín de infancia o la escuela. Esto se debe a que los primeros sentimientos son siempre momentáneos e impermanentes. Sin embargo, incluso esos "amores" de nuestros hijos no pueden subestimarse. Cuando vemos que nuestro hijo está triste, retraído y ausente, necesitamos ayudarlo. El corazón roto de nuestro hijo necesita apoyo. Es necesario hablar con seriedad y explicarle al niño que las relaciones a menudo se rompen y las personas entablan nuevas relaciones.

También puede contarle sobre sus aventuras amorosas antes de conocer a su cónyuge. Antes de eso, conociste a mucha gente y entablaste varias relaciones entre hombres y mujeres. Tu pareja también puede contarte sobre tus aventuras amorosas. No subestime los sentimientos y emociones de su hijo. Para él, son tan graves como los problemas amorosos de un adulto, y más importante aún porque un niño no tiene tantas experiencias como una persona madura.

Etiquetas:  Bebé Alumno Bebé