Efectos positivos y negativos de los antibióticos.

Los antibióticos se usan para tratar muchas afecciones, pero el uso excesivo puede ser peligroso. En muchos casos, los antibióticos son el único medicamento eficaz, especialmente para los niños. Desafortunadamente, el uso de estos medicamentos no siempre está justificado y a menudo se abusa de ellos. Este procedimiento hace que las nuevas cepas bacterianas sean resistentes a la acción de los antibióticos.

Vea la película: "Ideas para pasar tiempo con la familia"

1. ¿Cuándo se deben usar antibióticos para tratar a los niños?

Los antibióticos son sustancias químicas que tienen un efecto bactericida e inhiben su multiplicación. Algunos de ellos son de origen natural, mientras que otros se producen sintéticamente. Hay muchas enfermedades que requieren el uso de antibióticos. Las más frecuentes son, entre otras: otitis, angina, faringitis, neumonía, infecciones cutáneas purulentas, sinusitis y conjuntivitis purulenta. En términos generales, los antibióticos deben usarse para tratar infecciones bacterianas graves. Dárselos a niños que tienen inflamación viral es un grave error, ya que los virus son insensibles a los antibióticos.

Hay muchas enfermedades que requieren tomar antibióticos (123RF)

2. Ventajas y desventajas de la terapia con antibióticos

Recuerde que solo debe usar antibióticos si los prescribe su médico. La dosis recomendada por él debe seguirse estrictamente. Si se siguen estas reglas, el medicamento seguirá funcionando eficazmente en el futuro. También es importante tomar todas las dosis del medicamento, la interrupción demasiado temprana del tratamiento puede resultar en una recurrencia de la infección o varias complicaciones.

Se debe beber mucho durante el tratamiento con antibióticos, especialmente cuando la infección se acompaña de diarrea, vómitos y una temperatura corporal muy elevada. Tanto durante el tratamiento como a los pocos días de su finalización, conviene consumir productos probióticos que apoyen la flora bacteriana.

6 mitos sobre los antibióticos [7 fotos]

Aunque cada vez se habla más de resistencia a los antibióticos, todavía tomamos demasiado ...

ver la galeria

Tomar antibióticos no es neutral para el cuerpo. Uno de los efectos secundarios indeseables es la destrucción de la flora bacteriana que se encuentra en el tracto digestivo. La terapia con antibióticos también puede provocar diarrea, avitaminosis y debilidad general del cuerpo. Por eso es tan importante administrar al paciente también probióticos, preparaciones protectoras y yogures naturales durante el tratamiento. Muchos especialistas creen que la terapia con antibióticos a largo plazo tiene un efecto negativo sobre el funcionamiento del hígado y los intestinos. También se cree que también puede contribuir al desarrollo de alergias en los niños.

3. Antibióticos durante el embarazo

Se deben evitar los medicamentos durante el embarazo y la lactancia. Tomar antibióticos en los primeros tres meses de embarazo puede afectar negativamente el desarrollo del feto. Desafortunadamente, hay ocasiones en las que una mujer embarazada necesita recibir un antibiótico. Esta necesidad surge, por ejemplo, en el caso de la sepsis, cuando está en juego la vida de una mujer. Muchos especialistas creen que los antibióticos de penicilina se pueden usar de manera segura durante el embarazo, aunque no está completamente confirmado.

Etiquetas:  Bebé Bebé Familia