Masaje correcto del recién nacido

El nacimiento de un hijo es un punto de inflexión en la vida de los padres jóvenes. Muchos de ellos se preguntan si él estará a la altura de las nuevas responsabilidades y podrá manejar al bebé correctamente. Una vez que haya regresado a casa con su bebé del hospital, dele a su bebé unos días para que se acostumbre al nuevo entorno. Puede comenzar el masaje ya en la segunda semana de su vida. Entonces tendrá tiempo para acostumbrarse al nuevo lugar y condiciones.

Vea el video: "¿Cómo bañar a un bebé en un balde?"

1. ¿Por qué es importante el masaje corporal para un recién nacido?

Los padres jóvenes suelen tener muchas preocupaciones relacionadas con el cuidado de un recién nacido, pero es el instinto el que nos dice cómo cuidar a un bebé así para no lastimarlo. El masaje del bebé es de gran importancia para su desarrollo emocional: calma, relaja y relaja. Una ventaja adicional es que le permite establecer y fortalecer el vínculo entre el bebé y los padres.

Sin embargo, los beneficios del masaje no terminan ahí. Esta es una forma de aliviar los cólicos dolorosos y de prevenir la tensión muscular. Durante un masaje suave, se libera oxitocina, la hormona de la felicidad, que también tiene un efecto analgésico y calmante.

Comience a masajear con suaves caricias de manos y pies; deje que el niño se acostumbre al tacto. Recuerde no forzar nada: si su bebé hace una mueca, llora y aparta sus manos, significa que no es el momento para tal procedimiento. Para iniciar el masaje, elija un momento en el que ambos estén tranquilos y descansados. El estado de ánimo adecuado (además, puede encender música suave y atenuar la luz) es incluso más importante que la técnica, y rápidamente descubrirá instintivamente lo que le gusta a su hijo.

2. ¿Cómo iniciar el masaje de un recién nacido?

Antes del masaje, asegúrese de que la temperatura ambiente sea la correcta; la habitación debe estar al menos a 24 grados centígrados. Prepare los accesorios necesarios con anticipación: leche o aceite de oliva, ropa limpia y un pañal limpio. Quítese las joyas y lávese bien las manos. Tus manos deben estar calientes para no asustar al bebé con un toque frío.

Recuerde mantener un intervalo de tiempo entre la última comida y el masaje. Dicho tratamiento de cuidado se realiza al menos 30 minutos después de la lactancia o una hora después de alimentar la mezcla.

El masaje se puede realizar en una cama, cambiador u otra superficie cómoda. Desnude al bebé, quítele también el pañal. Al iniciar el masaje, toma un poco de leche y caliéntala en tus manos. Recuerda que los bebés tienen un cuerpo muy sensible, por lo que el masaje debe ser sutil y suave.

Primero, coloque al bebé boca arriba. Habla con él y sonríe todo el tiempo para crear un aura de seguridad. Comience a masajear desde la cabeza, luego mueva los dedos a lo largo de todo el cuerpo, hasta los pies. Masajee suavemente las manos y los pies (puede hacer una bicicleta lenta con las caderas de su bebé). Observe la reacción de su hijo todo el tiempo. No haga movimientos bruscos, esto puede asustar al bebé. Cuando vea que su pequeño está inquieto y está tratando de liberarse del tacto, simplemente detenga el masaje.

El siguiente paso es el masaje de espalda. Ponga al bebé boca abajo. Comience masajeando lentamente los hombros, deslizando las manos por la espalda. Toque suavemente los pies pequeños, los dedos de los pies y los dedos de los pies. Este tipo de masaje generalmente se realiza por un tiempo: si el recién nacido aún no levanta la cabeza, probablemente no querrá permanecer acostado boca abajo por mucho tiempo, porque limita su campo de visión.

3. ¿Cuánto tiempo debe durar el masaje de un recién nacido?

Finalmente, vuelva a poner al bebé boca arriba. Ahora es el momento de volver a realizar un masaje de cuerpo completo. Observe la reacción de su hijo. Si está relajada y satisfecha, continúe el tratamiento: masajee suavemente su cuello, brazos, abdomen y piernas.

El niño le dirá cuánto tiempo debe durar tal masaje. Con el tiempo, comenzará a retorcerse y retorcerse por sí solo, lo cual es una señal para que termines de masajear. Luego, tome a su bebé en sus brazos, abrácelo, bese su cabeza y pase suavemente sus manos por su espalda. El contacto de los padres le da al niño una sensación de seguridad, además, desarrolla la conciencia del cuerpo y le brinda alivio del dolor, por ejemplo, durante los cólicos. El masaje para recién nacidos también es un beneficio adicional para una madre joven: libera su calidez y su instinto maternal. Además, fortalece increíblemente el vínculo entre padres e hijos.

Etiquetas:  El Embarazo Cocina Bebé