Recetas de sopas para bebés.

Las recetas de sopas para bebés son sumamente sencillas al principio, incluso para las mamás que las preparan por primera vez. La primera sopa para un bebé debe constar de un ingrediente y un poco de grasa. Puede ser aceite de oliva, que facilitará la absorción de vitaminas y minerales. El momento de la primera sopa del bebé llega alrededor de los seis meses de edad, cuando la leche materna ya no es una fuente suficiente de nutrientes. La dieta debe extenderse alrededor de los seis meses.

Vea la película: "#dziejesienazywo: ¿Cómo moldear los hábitos alimenticios adecuados en los niños?"

1. Recetas de las primeras sopas para bebés

El primer puré para bebés debe ser atole de arroz. Puedes comprarlo en una tienda o hacerlo tú mismo.

Ingredientes necesarios para la papilla de arroz:

  • un cuarto de vaso de agua,
  • un vaso de arroz (preferiblemente integral),
  • un poco de leche materna o fórmula.

Primero hay que enjuagar y moler el arroz. Posteriormente se hierve. Después de cocinar, simplemente agregue un poco de la leche que su bebé ha estado recibiendo hasta ahora (leche materna o fórmula) y estará listo para comenzar.

La primera verdura en la dieta de un niño puede ser una papa común. Para preparar una sopa a partir de ella, basta con hervirla, amasarla y mezclarla con la leche que aún recibe el bebé.

Las zanahorias pueden ser un primer alimento sólido igualmente bueno. Las zanahorias son una de las verduras que no pierden su valor nutricional cuando se cocinan (pero no se cocinan demasiado). Para un niño, la mejor opción son las zanahorias, cocidas y molidas, al menos al principio. Las zanahorias crudas que se sirven demasiado pronto representan un peligro de asfixia, ya que el bebé aún no está capacitado para masticar alimentos duros.

2. ¿Qué recordar al hacer sus primeras sopas para bebés?

Las primeras sopas para bebés deben constar de un ingrediente. Gracias a esto, por ejemplo, se introduce una verdura o una fruta a la vez. Para que pueda controlar a su bebé en busca de alergias. Alimente la nueva verdura en pequeñas cantidades durante cuatro días consecutivos y controle a su bebé para detectar signos de alergia durante esos cuatro días. Solo después de este tiempo, se puede introducir otro vegetal nuevo.

Vale la pena prestar atención a la procedencia de las verduras que se le dan al niño. Las verduras rociadas con productos fitosanitarios pueden contener sustancias dañinas para el bebé. Es más seguro comprar verduras y frutas para su bebé en las tiendas de alimentos orgánicos.

La carne de bebé también debe ser carne de una fuente confiable. Puede ser carne orgánica o carne de plantas certificadas ISO o HACCP. La carne no debe estar rancia o poco cocida en ningún caso. La carne se administra solo después de que se introducen las primeras verduras en la dieta del niño.

El agua para bebés es agua baja en sodio y mineralizada, destinada a bebés y certificada. Recuerda usar esta agua también para hacer sopas para tu bebé.

Si los padres tienen problemas para preparar sopas para sus hijos, pueden darles sopas y purés en frascos con seguridad, recordando que deben adaptarse a la edad del niño.

Etiquetas:  Niño En Edad Preescolar Bebé Bebé