Relaciones con compañeros

Las relaciones con los compañeros contribuyen de manera significativa al desarrollo emocional de un niño. Ya en la edad preescolar, el niño comienza a estar cada vez más con sus compañeros: aparecen las primeras amistades, el niño aprende a construir vínculos con personas ajenas a la familia inmediata. Las relaciones con los compañeros también ayudan a desarrollar habilidades interpersonales, tan necesarias en la vida adulta.

Vea la película: "¿Cómo se está desarrollando un niño en edad preescolar?"

Diversión preescolar

El sentido de pertenencia a un grupo comienza a desarrollarse en un niño en edad preescolar. Los niños buscan ...

ver la galeria

1. Relaciones con compañeros y habilidades interpersonales

Las relaciones con los compañeros son un elemento importante del proceso de socialización del niño, que le permite aprender las reglas imperantes en el grupo y en la sociedad. Contrariamente a las apariencias, la capacidad de ceder ante los demás, compartir juguetes o dulces es habilidades muy importantes que afectan positivamente el desarrollo emocional de un niño.

Adquirir la capacidad de colaborar con otros requiere en gran medida el contacto con un grupo de compañeros. Este tipo de reglas y habilidades pueden ser una novedad para un niño, si no hay hermanos con los que ya establecería reglas de conducta similares.

Las relaciones con los compañeros pueden moldear el comportamiento de un niño a través de refuerzos positivos y negativos de comportamientos específicos. Cuando un niño en edad preescolar hace algo reprensible, es posible que el grupo lo critique o lo ignore. El refuerzo positivo es una sonrisa, palabras amables o elogios al niño. El niño aprende a ajustarse a ciertas normas sin el control de los padres y gracias a las evaluaciones del grupo de compañeros. Las evaluaciones negativas de los colegas ponen al niño en una situación difícil. Sin embargo, le permite lidiar con la hostilidad de los demás por su cuenta.

Gracias a juegos temáticos comunes, por ejemplo en casa o en el hospital, el niño aprende a identificarse con diferentes roles. También es importante en este tipo de juegos que permitan diversas interacciones con los compañeros.

2. Relaciones con compañeros y habilidades de comunicación

Hacer y mantener contacto con otras personas es otra habilidad que el niño aprende gradualmente. Las habilidades interpersonales, como negociar, resolver conflictos y resolver problemas, serán útiles en la edad adulta, donde son muy valoradas.

Las relaciones positivas con los compañeros y las primeras amistades permiten que el niño establezca relaciones, aprenda una comunicación clara y fluida y exprese sus propias necesidades y evaluaciones. Un niño que a menudo habla y juega con otros está más abierto a expresar sentimientos y tiene menos resistencia al contacto con otras personas.

Aunque las relaciones con los compañeros tienen un impacto significativo en el desarrollo emocional y social de un niño, las relaciones con los adultos no son menos importantes.

Etiquetas:  Bebé Alumno Familia