Ampliación de la dieta de un niño amamantado

La leche materna es rica en nutrientes y minerales que contribuyen al desarrollo del bebé. Además, este tipo de alimentos fortalece la inmunidad del niño pequeño y no tiene un efecto destructivo en su sistema digestivo. Una dieta de lactancia es beneficiosa no solo para la mujer, sino también para el bebé. Sin embargo, a veces hay situaciones en las que un niño pequeño no puede comer leche y en este punto es necesario decidir introducir leche modificada y otros alimentos en la dieta del bebé.

Mire el video: "El ruido blanco acorta el tiempo que necesita un bebé para conciliar el sueño tres veces"

Los nutricionistas y pediatras recomiendan alimentar a su bebé con leche materna durante los primeros 6 meses de vida. Este alimento proporciona al bebé los ingredientes necesarios. Sin embargo, llega un momento en el que es necesario ampliar la dieta, y esto se debe al agotamiento del hierro en el cuerpo del niño pequeño, por lo que es necesario aportarlo en otros alimentos. El hierro es muy importante para el correcto desarrollo de un niño, especialmente su cerebro. Otra razón es la necesidad del niño de aprender nuevos sabores y texturas.

Por supuesto, los nuevos productos deben introducirse gradualmente para eliminar posibles alérgenos. Inicialmente, las porciones no deben ser demasiado grandes y no debe abandonarse la lactancia. Sin embargo, no es necesario obligar al niño a comer, porque el niño no puede asociar esta actividad con algo desagradable.

1. ¿Qué alimentos deben introducirse en la dieta?

Mucho depende del niño, lo que le gustará. La elección de productos y comidas es amplia, por lo que puede elegir fácilmente algo para cada niño. En las tiendas, puede comprar alimentos preparados adaptados a la edad y las necesidades del niño. También puede preparar alimentos en casa, como sopas de verduras, purés de frutas e incluso jugos.

Sin embargo, debe tener cuidado al elegir las verduras para que no dañen a su bebé, por ejemplo, el repollo o los frijoles pueden causar flatulencias. Después de aproximadamente 2 semanas, se puede agregar carne al menú, p. Ej.hecho de conejo, pollo o repollo relleno.

La grasa también juega un papel muy importante porque tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso central. El gluten debe introducirse gradualmente y en pequeñas cantidades para probar la respuesta del organismo pequeño. Los alimentos nuevos deben servirse con una cuchara para no interferir con el reflejo natural de succión. En la dieta de un niño pequeño, las comidas lácteas deben alternarse con otros tipos de alimentos.

Etiquetas:  Familia El Embarazo Alumno