Formas de resecar la tos en un niño.

La tos seca cansa tanto a los niños como a los adultos. Suele aparecer con infecciones virales y suele ser síntoma de faringitis. En tales casos, vale la pena buscar el jarabe que facilitará la expectoración y lo ayudará a superar la infección más rápidamente.

Vea la película: "¿Cómo cambia el comportamiento de un niño a partir de los dos años?"

1. ¿De dónde proviene la tos seca en un niño?

La tos seca en un niño ocurre con mayor frecuencia al comienzo de una infección respiratoria. No se despega y es muy molesto. Si es crónico, es difícil de diagnosticar.

Podría ser asma, síndrome de drenaje o reflujo gastroesofágico.

2. ¿Qué pasa con la tos seca en un niño?

Si nuestro hijo está cansado de una tos seca, conviene asegurarse de que la habitación en la que se aloja esté ventilada sistemáticamente. Es mejor si la habitación está más fresca y el niño pequeño se viste más abrigado.

Además de la ventilación sistemática, es importante humedecer adecuadamente el aire. Un humidificador de aire o el antiguo método probado, es decir, colgar toallas mojadas en el radiador, ayudarán en esto.

Una tos seca es muy agotadora para un niño.

3. Inhalaciones para la tos seca en un niño.

Si el niño tiene una tos seca y agotadora como resultado de una infección, vale la pena inhalarlo varias veces al día.

Pueden estar hechos de solución salina. Las inhalaciones aliviarán los síntomas y le permitirán afrontar la enfermedad más rápidamente.

¿Cómo superar la tos en un niño? [10 fotos]

Un resfriado suele ser la causa de una tos con flema. En algunos casos, la tos puede ser la primera ...

ver la galeria

4. Tos seca por la noche

Una tos seca y sofocante en un niño, que aumenta por la noche a pesar de una buena humidificación del aire, es muy molesta. Puede darle a su bebé jarabe para la tos antes de acostarse, lo que calmará el reflejo de la tos, y colocar una almohada adicional debajo de la cabeza, lo que también reducirá la intensidad de la tos.

5. Remedios caseros para la tos seca

La tos seca en un niño se puede tratar con remedios caseros. El tomillo y el malvavisco son buenos para la tos seca en un niño, ya que son expectorantes.

El té caliente con miel y limón hidratará la mucosa de la garganta y calmará el reflejo de la tos. Del mismo modo, el sirope de cebolla elaborado por nuestras abuelas.

Simplemente cubra la cebolla en rodajas con azúcar y vierta sobre el jugo de un limón. Puedes beber el jugo preparado de esta manera. También es bueno para los resfriados.

Los remedios caseros para la tos deben usarse durante varios días. Sin embargo, si la tos seca de su hijo no desaparece o no mejora significativamente, consulte a un médico.

Etiquetas:  El Embarazo De Planificación Tienen Región- Rossne