Sirope de cebolla para dolencias infantiles. ¿Cómo hacerlo en casa?

El jarabe de cebolla es una excelente manera de aumentar la inmunidad, especialmente en el período de otoño e invierno. En la medicina popular, la cebolla tiene un poder especial: tiene un efecto bactericida y fungicida y también fortalece el cuerpo. Por tanto, este jarabe es un remedio eficaz para la tos y la secreción nasal. ¿Cómo hacerlo en casa?

Mire el video: "Formas caseras de toser: jarabe de cebolla"

1. Propiedades de las cebollas

Las cebollas ayudan con muchas dolencias. Sus propiedades promotoras de la salud se han utilizado durante siglos. Además, era de fácil acceso y barato.

La medicina popular polaca apreciaba mucho esta verdura. Se recomendó para su uso en enfermedades reumáticas y durante infecciones.

Fue con los resfriados que la cebolla hizo mejor. Hoy en día, muchas personas lo recuerdan, especialmente en una situación en la que los productos farmacéuticos populares no funcionan y los precios de los jarabes y tabletas comprados en las farmacias son cada vez más altos.

Las cebollas son ricas en potasio, magnesio, zinc, silicio y vitamina C.

2. Cebollas para tratar infecciones infantiles

Cuando un niño tiene secreción nasal que le dificulta la respiración, vale la pena cortar las cebollas y dárselas al niño para que las huela. Por un lado, la verdura limpiará el tracto respiratorio y, por otro lado, la desinfectará.

Jarabe de cebolla para la tos (123RF)

En el caso de los niños, la tos es el síntoma más común. Acompaña a muchas infecciones y en ocasiones se vuelve crónica.

El jarabe de cebolla tiene fuertes propiedades antitusivas. Al mismo tiempo, tiene un efecto antibacteriano. Facilita la expectoración y fortalece la inmunidad.

Podemos hacer jugo de cebolla fácilmente en casa.

3. Sirope de cebolla - receta

Hay muchas recetas de sirope de cebolla. La guía "Botiquín de hierbas para enfermedades infantiles" de Zbigniew Przybylak enumera varias recetas para este medicamento específico.

A los bebés se les puede servir un almíbar suave de cebolla. Para prepararlo hay que pelar unas cebollas medianas, luego cortarlas en rodajas finas y ponerlas en un poco de agua con un poco de azúcar.

Todo debe cocinarse a fuego lento, sin dejar que hierva. Cuando la mezcla esté almibarada, retírela del fuego y viértala en un frasco. A los niños pequeños se les da una cucharadita de jarabe cada 2-3 horas.

El jarabe de cebolla tradicional no requiere cocción. La cebolla picada se coloca en una taza o jarra de barro, se espolvorea con una pequeña cantidad de azúcar, luego se cubre con un platillo de vidrio y se reserva por unas horas en un lugar oscuro y cálido. Los niños reciben una cucharadita de jarabe de cebolla para la tos cada 2-3 horas.

Conozca los beneficios para la salud del jugo de cebolla. [7 fotos]

La cebolla se considera una de las verduras más populares del mundo. Además, está muy sana ...

ver la galeria

Según esta receta, también puedes preparar almíbar de cebolla con miel.

El jarabe de cebolla también debe beberse durante unos días después del final de la terapia con antibióticos. Esto evitará el desarrollo de micosis.

Es un remedio eficaz, económico y seguro para los resfriados y, al mismo tiempo, fortalece la inmunidad.

Etiquetas:  Bebé Bebé Cocina