Virus y bacterias que causan infecciones. ¿Cuál es la diferencia y cómo proceder?

Tanto el clima de otoño como el de invierno son propicios para las infecciones del tracto respiratorio superior. Estas infecciones son causadas principalmente por virus o bacterias. Si bien la etapa inicial de la enfermedad viral o bacteriana es muy similar, su tratamiento es completamente diferente. Por lo tanto, es necesario identificar correctamente la causa de la enfermedad y seleccionar un método de tratamiento adecuado. Para este propósito, debe consultar a un médico que determinará el tratamiento adicional.

Mira la película: "Elegir el jardín de infancia adecuado"

1. Síntomas de infecciones virales

La mayoría de las infecciones respiratorias, que afectan tanto a adultos como a niños, son de origen viral. No todo el mundo sabe que un resfriado aparentemente normal puede provocar hasta 200 tipos de virus que se transmiten por gotitas, es decir, a través del contacto directo con una persona enferma. Los escolares y los niños en edad preescolar que, lamentablemente, tienen un sistema inmunológico más débil que los adultos, son particularmente vulnerables.

Las infecciones virales se manifiestan con mayor frecuencia por una temperatura elevada a 38,5 grados Celsius, tos seca y secreción nasal que se vuelve espesa después de unos días y conduce a la congestión nasal. Además, el paciente puede experimentar debilidad general, dolor o rascado en la garganta, ronquera y fatiga. Las infecciones virales suelen durar varios días y su tratamiento se limita a combatir los síntomas molestos. Para este propósito, se pueden usar medicamentos calmantes (por ejemplo, antipiréticos, antiinflamatorios, analgésicos) o preparaciones tópicas adicionales.

Cabe recordar que los virus son resistentes a la acción de los antibióticos, por lo tanto, con este tipo de infección, no es necesario recurrir a este tipo de medidas. Sin embargo, es recomendable descansar, beber muchos líquidos calientes y empaparse. Esto es muy importante porque ignorar los síntomas de una infección viral o no tratarla puede convertirse en una infección bacteriana.

2. Síntomas de infecciones bacterianas

Un sistema inmunológico debilitado es más propenso a cualquier infección. Por tanto, podemos distinguir las infecciones bacterianas primarias y secundarias, que ocurren con mayor frecuencia porque son el resultado de una infección viral. Cada uno de ellos requiere una consulta médica inmediata y la implementación de un tratamiento adecuado, que es la terapia con antibióticos.

Las infecciones bacterianas se distinguen por fiebre más alta (generalmente más de 38 grados Celsius), dolor intenso, enrojecimiento o hinchazón de la garganta, tos húmeda, náuseas, dolor abdominal, ganglios linfáticos agrandados, secreción nasal mucopurulenta e incluso vómitos u otitis. Los síntomas de las infecciones bacterianas suelen ser bastante graves. Un sello distintivo de las infecciones bacterianas es la respuesta a los antibióticos.

3. Tratamiento natural de las infecciones virales

Para combatir con éxito una infección viral, vale la pena probar métodos naturales. Después de notar los primeros síntomas, puede tomar líquidos calientes, por ejemplo, té con limón o miel, jugo de frambuesa natural o infusiones de hierbas. Las hierbas que se recomiendan especialmente durante los resfriados incluyen: tilo, saúco, liquen islandés o pelargonium africano.

La última de estas plantas es especialmente importante en caso de infección. Su efecto antiviral está científicamente probado. Apoya integralmente al cuerpo en la lucha contra las causas y síntomas de las infecciones del tracto respiratorio superior. El extracto de raíz de geranio africano previene el desarrollo de infecciones, al tiempo que apoya el funcionamiento del sistema inmunológico.

Etiquetas:  Tienen Región- Bebé Niño En Edad Preescolar