Pérdida de cabello durante el embarazo

La caída del cabello durante el embarazo puede ser un problema para algunas mujeres que esperan un bebé. Aunque la alopecia posparto es mucho más común, la caída del cabello durante el embarazo también puede mantenerla despierta por la noche. Sin embargo, no se asuste: este fenómeno es completamente reversible y autolimitante. Lo más importante para un buen estado del cabello es un cuidado adecuado, una dieta equilibrada y evitar situaciones estresantes.

Vea la película: "#dziejesienazywo: Pérdida de cabello después del embarazo"

1. Causas de la caída del cabello durante el embarazo

La caída del cabello durante el embarazo a menudo es causada por una mayor actividad hormonal, especialmente el estrógeno. A veces, la mala nutrición de una mujer embarazada es responsable del adelgazamiento del cabello. Las futuras madres que sigan una dieta saludable y tomen los suplementos y vitaminas recomendados por el médico pueden presumir de un cabello grueso y brillante. El descanso y un estilo de vida saludable también son muy importantes para el buen estado del cabello. El estrés, el nerviosismo y la tensión emocional tienen una gran influencia en la condición mental de una mujer. Cuanto más estrés tienes, menos pelo tienes en la cabeza.

La caída del cabello también puede ser el resultado de una glándula tiroides hiperactiva o hipoactiva. Entonces es necesario un tratamiento endocrino farmacológico. Otras razones de la caída del cabello durante el embarazo incluyen:

  • infección crónica
  • cirugía realizada antes del embarazo,
  • trastornos endocrinos, especialmente hormonas sexuales,
  • tomando ciertos medicamentos, por ejemplo, anticoagulantes, citostáticos, antidepresivos, medicamentos para la gota, vitamina A,
  • estrés excesivo y sobrecarga mental del cuerpo.

2. Nutrientes que necesita el cabello

Los nutrientes son necesarios no solo para el desarrollo adecuado del feto, sino también para la salud de la futura madre en el nivel adecuado. Algunos minerales pueden mejorar la condición de su cabello y evitar que se caiga durante el embarazo. Estos incluyen zinc y hierro que promueven el crecimiento del cabello. Una dieta baja en estos elementos promueve la pérdida excesiva de cabello porque los folículos pilosos mueren y no pueden crecer nuevos cabellos. Por lo tanto, una mujer embarazada debe comer la mayor cantidad posible de verduras y frutas crudas, que son fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes.

La dieta de una mujer embarazada también debe incluir vitaminas B, vitamina C, vitamina E, biotina, inositol y flavonoides. Aunque la pérdida de cabello durante el embarazo es temporal y su cabello volverá a crecer después del nacimiento, debe cuidarlo. Una tormenta de hormonas en el embarazo a veces puede afectar negativamente al cabello, pero todo vuelve a la normalidad unos meses después del nacimiento del bebé. Sin embargo, si la situación no se normaliza y el cabello continúa cayéndose excesivamente, consulte a su médico.

3. Formas de prevenir la caída del cabello durante el embarazo

¿Qué ayuda con la caída del cabello durante el embarazo? Vea lo que puede hacer para ayudarse a sí mismo.

Si tu cabello se vuelve delgado, sin brillo, sin vida y se cae excesivamente, simplemente acórtalo. Cortar el cabello hace que la calvicie sea menos visible durante el embarazo. Además, cambiar tu peinado puede ser un blanco y cambiar tu imagen permanente.

Cepille su cabello en una cola de caballo para ocultar las áreas delgadas en su cabeza.

Use una diadema ancha para ayudar a cubrir cualquier signo de pérdida de cabello.

Evite los peinados que enfatizan el cabello escaso y delgado. Así que abandona las trenzas, los rizos y las ondas en tu cabello.

Compra un champú de biotina en la farmacia y lávate el cabello con regularidad.

No peine su cabello con fuerza mientras aún esté húmedo después del lavado. Cepíllelos suavemente con un peine de dientes anchos después de aplicar un acondicionador desenredante.

Evite los tratamientos de tintes para el cabello y la permanente durante el embarazo.

Después de lavarse el cabello, déjelo secar solo y no use secadora.

Use enjuagues de ortiga, romero y cola de caballo o frote yemas de huevo en su cabello. Dichos tratamientos le permiten regenerar y fortalecer el cabello debilitado por el embarazo.

La caída del cabello durante el embarazo no tiene por qué ser un problema si cuidas tu salud. El descanso, una dieta adecuada y evitar situaciones estresantes son las formas más importantes de mejorar la condición de tu cabello.

Etiquetas:  Familia Rossne El Embarazo De Planificación