Jugar con el bebé: gatear y perseguir

Jugar con el bebé es apoyar el desarrollo motor y emocional del bebé. Los juegos sistemáticos con un niño pequeño tienen un efecto positivo en el sistema nervioso del niño. Permiten estrechar el vínculo entre padres e hijos y dar forma a las capacidades cognitivas. El gateo y la persecución se pueden introducir a partir del noveno mes de vida del bebé. El juego desarrolla perfectamente la coordinación ojo-mano y las habilidades motoras.

Vea el video: "Defecación infantil - Frecuencia"

1. Jugar con el bebé gateando y persiguiéndolo

Jugar con un niño a "gatear por el suelo" y competir entre sí requiere ciertas habilidades del niño pequeño. Se puede jugar cuando el bebé ya puede gatear. Jugar a gatear y perseguir da forma a las habilidades motoras y la coordinación del niño. También es un excelente ejercicio para desarrollar las habilidades sociales de su bebé.

2. ¿De qué se trata la diversión?

Para este juego con su bebé, lo mejor es tener una alfombra bastante suave en el piso para proteger sus rodillas y evitar frotamientos dolorosos. Primero, coloque al bebé en el piso y aléjelo de usted a un espacio pequeño. Empiece de rodillas o "agáchese" y gatee hacia el bebé, acercándose sigilosamente a él y diciendo: "Me estoy acercando" o "Te atraparé en un momento". Algunos papás simplemente prefieren gruñir libremente. Tan pronto como llegue a su bebé, puede hacerle cosquillas suavemente o levantarlo del piso y darle un beso.

Una vez que su bebé se acostumbre a gatear y perseguir, puede tratar de huir de usted. A veces, un bebé, una vez atrapado por usted, puede querer intercambiar roles y comenzar a perseguir a mamá o papá. Por lo tanto, puede esconderse en algún lugar detrás de la cama o en la esquina con una ligera mirada para ver si su hijo lo ve o no. El niño pequeño, al ver al padre, intentará alcanzarlo y atraparlo. Si un niño se acerca a mamá o papá, debe ser felicitado y elogiado.

3. ¿A qué prestar atención mientras juegas?

Gatear y correr son muy divertidos no solo para los niños, sino también para los padres. Proporciona mucha alegría y risa. Solo es importante asegurar el patio de recreo y tener cuidado de que el niño no se estrelle ni se lastime al entrar en contacto con ángulos agudos o cosas.

4. ¿Para quién son los juegos de rastreo y persecución?

Los juegos de gatear y perseguir están destinados a niños de nueve a doce meses de edad. Su bebé ahora debería poder caminar a cuatro patas por el suelo. Este tipo de juego para niños tiene un efecto positivo en la coordinación ojo-mano, las habilidades motoras y el desarrollo motor del bebé. Además, da forma a la perfección a la eficiencia social y la emocionalidad de un niño pequeño.

Gatear y perseguir son un gran ejercicio para el bebé y los padres. Hay mucha alegría y una sonrisa al mismo tiempo. Vale la pena intentarlo y apoyar el desarrollo del niño.

Etiquetas:  Bebé Rossne Tienen Región-