En lugar de desesperación, se siente agradecido. Confesión honesta de una madre que tuvo un aborto espontáneo.

Perder un hijo, sin importar en qué etapa del embarazo, es un duro golpe para los padres. La pareja, que aceptó con gran alegría la noticia de que pronto se convertirán en padres, debe aceptar de la noche a la mañana el conocimiento de que el hijo de sus sueños no vendrá al mundo. La desesperación, la amargura y la decepción son las emociones que más los acompañan. Después de la pérdida, una de las mamás publicó una publicación en Instragram en la que dice: "¡Debería estar triste y me siento agradecida!".

Mira la película: "Perdí tres veces. ¿Por qué sigue siendo un tabú en Polonia?"

Shelly Mettling en la leyenda de su foto admitió que durante 2 semanas de su vida se sintió como una madre. "Descubrimos hace 2 semanas que nuestra familia estaba creciendo. Estábamos emocionados, nerviosos, ¡pero agradecidos!" la mujer escribe. Sin embargo, admite que las emociones positivas la acompañaron a ella y a su pareja por poco tiempo.

En solo 72 horas, sus planes para los próximos 9 meses se arruinaron. Shelly tuvo un aborto espontáneo. "Hoy es un poco diferente. Hemos perdido algo por lo que oramos con tanta fuerza. Deberíamos estar tristes, enojados, disgustados y frustrados", continúa. Sin embargo, admite que la única emoción que la acompaña ahora es ... gratitud.

(Instagram.com) Shelly admitió que a pesar de perder al bebé que quería, estaba agradecida de poder sentirse como una madre por un momento.

La mayoría de nosotros culparía a lo que escribe Shelly de la enorme tragedia que les sucedió a ella y a su pareja. El impacto de perder a un hijo puede hacer que nuestras emociones y pensamientos sean irracionales. Este no es el caso aquí. La joven sabe exactamente de qué está escribiendo.

"El único sentimiento que me queda de estas 2 semanas es ... gratitud. Estoy agradecida de poder sentir (incluso por tan poco tiempo) el poder de la maternidad.Estoy agradecida de haber experimentado lo que siente una mujer cuando se entera de que se está desarrollando un bebé en su vientre ”, escribe Shelly.

"Estoy agradecido por sentir un amor incondicional por alguien que no había conocido. (...) Estoy triste, mi corazón se rompió y se cayó en un millón de pedazos. Pero estoy agradecido. Porque ... Un corazón agradecido un imán para los milagros, y la vida aún puede darme uno de ellos ", concluye Shelly.

El aborto espontáneo sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad. Los futuros padres a menudo se quedan solos y no pueden contar con la ayuda del hospital o de su propia familia. No podemos hablar de desesperación, dolor y otras emociones que los mantienen despiertos todos los días. Quizás la entrada de Shelly ayude a algunos de ellos a recuperarse y les haga mirar hacia el futuro con esperanza.

Etiquetas:  Parto Rossne Bebé