Nefritis

La inflamación de los riñones en los hombres puede ser un factor de riesgo de infertilidad. A menudo se asocia con adenoma de próstata. Su crecimiento como resultado de la inflamación produce presión sobre la uretra y su estrechamiento.

Vea el video: "Cómo determinar los días fértiles"

Esta situación puede dificultar la salida del semen durante la eyaculación y provocar o no la eyaculación retrógrada. La inflamación del riñón causa dolor al orinar y puede representar un riesgo de desarrollar una infección del sistema genitourinario, por lo que la prevención es tan importante.

1. Pielonefritis y glomerulonefritis

La inflamación de los riñones es una de las muchas infecciones del tracto urinario. Básicamente, existen dos tipos de nefritis: pielonitis aguda y glomerulonefritis aguda. Son similares en síntomas, pero tienen una patogenia diferente.

La pielonefritis aguda ocurre después de que la inflamación se ha movido desde la vejiga a las partes superiores del sistema urinario, los riñones. La glomerulonefritis aguda generalmente ocurre después de infecciones, con mayor frecuencia después de infecciones de garganta, y es una complicación de la enfermedad subyacente. La glomerulonefritis ocurre con mayor frecuencia dentro de las tres semanas posteriores a una infección de garganta, como angina o faringitis. La glomerulonefritis, llamada postinfecciosa, es secundaria a infecciones bacterianas, especialmente infecciones estreptocócicas.

Algunos casos de glomerulonefritis son asintomáticos y pueden no dejar rastro. A veces, los pacientes se quejan de sentirse cansados ​​y quebrantados. A menudo las dolencias aparecen después de haber padecido enfermedades infecciosas (virales o bacterianas) acompañadas de fiebre.

Después de varias semanas de mejoría y normalización de la temperatura, reaparece la fiebre; la cantidad de orina que pasa puede disminuir. La orina puede estar turbia debido a la presencia de proteínas o puede volverse roja debido a la presencia de glóbulos rojos.

Los pacientes se sienten peor, no tienen apetito y, a veces, tienen problemas de estómago. Puede haber hinchazón, principalmente en los párpados, la cara y los tobillos. La presión arterial elevada puede provocar dolores de cabeza. La falta de mejora en la recuperación se debe a los antígenos bacterianos que se "esconden" cuidadosamente en los huecos de los glomérulos.

2. El mecanismo de la glomerulonefritis

El glomérulo es un grupo microscópico de capilares. Dentro de él, se filtra el líquido de los capilares. El glomérulo deja pasar agua con sales minerales y retiene las células sanguíneas y las proteínas.

El mecanismo de formación de la glomerulonefritis es la ubicación de los antígenos bacterianos en los diminutos vasos del glomérulo. La proteína extraña, que es un antígeno, activa las defensas del cuerpo para destruir el antígeno. Esto provoca inflamación y daño a la membrana de los riñones que filtra la sangre.

3. Síntomas y factores de riesgo de pielonefritis

Pielonefritis aguda, también conocida como pielitis aguda. Se asocia con mayor frecuencia con la transición de la cistitis.

Se caracteriza por un conjunto de síntomas como: fiebre, escalofríos repentinos, trastornos de la micción, dolor de espalda repentino en la región lumbar.

A veces, la enfermedad se vuelve atípica: solo hay un aumento de la temperatura o dolencias del sistema digestivo (náuseas, vómitos, cólicos renales).

4. ¿Cuál es el riesgo de desarrollar pielonefritis?

Los factores de riesgo son:

  • salida de orina obstruida, por ejemplo, una sonda vesical;
  • obstrucción del tracto urinario, por ejemplo, por cálculos renales;
  • malformaciones del tracto urinario;
  • agrandamiento de la glándula prostática en los hombres;
  • estrechamiento del tracto urinario, obstruyendo el flujo de orina;
  • enfermedades metabólicas, por ejemplo, diabetes;
  • analgésicos tomados en exceso;
  • disminución de la inmunidad del cuerpo;
  • ingesta insuficiente de líquidos;
  • alta actividad sexual, la llamada enfermedad de la luna de miel.

En los hombres, la pielonefritis se asocia con un adenoma de próstata, que puede presionar contra la uretra y provocar un estrechamiento de la uretra.

La consecuencia de esta condición es la difícil liberación de espermatozoides fuera del cuerpo; puede que no haya eyaculación o eyaculación retrógrada (el semen durante el orgasmo no se excreta afuera, pero debido a la contracción anormal de los músculos uretrales, regresa a la vejiga), lo que evita fertilización y es la causa de la infertilidad masculina.

5. Tratamiento de la nefritis

En el caso de la glomerulonefritis, permanecer en cama, evitar el esfuerzo físico y un estilo de vida moderado son fundamentales para el proceso de tratamiento. Se recomienda una dieta baja en proteínas y sal de mesa. El peso debe controlarse con frecuencia.

La evaluación de laboratorio de los parámetros renales, de creatinina y urea es importante en el tratamiento de la nefritis posinfecciosa. La terapia tiene como objetivo destruir las bacterias responsables de la inflamación de los riñones.

Los pacientes reciben antibióticos en dosis altas durante varias semanas. Además del tratamiento antimicrobiano, los medicamentos que actúan sintomáticamente, los medicamentos que aumentan la producción de orina, los llamados diuréticos y medicamentos para bajar la presión arterial.

En caso de insuficiencia renal, se requiere diálisis. El tratamiento para la pielonefritis implica permanecer en cama y beber más líquidos. En caso de dolor al orinar, se recomiendan antiespasmódicos.

Deben evitarse los analgésicos, ya que tienen un efecto dañino en los riñones. En el tratamiento de la inflamación de la pelvis renal, el paciente recibe antibióticos durante varios o varios días.

Cuando la pielonefritis es recurrente y se asocia a alteración de la micción, está indicada la selección de un antibiótico según el antibiograma.

Etiquetas:  Bebé El Embarazo De Planificación El Embarazo